Tendencias

COVID-19

Frontera con EU

Feminicidios en México

Migrante

Salud

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Vecinos distantes

Desde que inició su administración, el gobernador Bonilla se mantuvo en arenas movedizas en su relación con alguna parte de la prensa local y hasta nacional.

Por Rosa María Méndez Fierros

Desde que inició su administración, el gobernador Bonilla se mantuvo en arenas movedizas en su relación con alguna parte de la prensa local y hasta nacional.

Fue dilapidando día a día el capital político y mediático que tenía al haberle ganado a 30 años de panismo.

Apostó por el monólogo propagandístico y el autoelogio, emuló la estrategia de difusión informativa del presidente AMLO, realizando una perorata mañanera, pero, sin periodistas presentes. En una charla controlada a través de las pantallas, lo cual no significaba que hubiera procesos de comunicación eficientes y útiles para la ciudadanía.

Hay una máxima en la comunicación social, pero, nuestro efímero gobernador no la conoce, ni sus asesores del área: Informar no es comunicar.

Echó a andar una conferencia por la mañana para informar a la población acerca de las acciones de su gobierno. Aunque esto prometía un cambio ante las formas de comunicar del gobierno encabezado por Kiko Vega, al poco tiempo se convirtió en un modus operandi para golpear y denostar a sus adversarios.

Resultó una práctica de simulación, las preguntas leídas en vivo eran gestionadas amañadamente para que el gobernador pudiera regodearse en sus afirmaciones sin ser interpelado.

Esa fue la política de comunicación mal entendida a lo largo de los dos años de gobierno.

Para Bonilla y su equipo cercano esto garantizó una relación con la prensa, marcada por el alejamiento y el menosprecio ante la crítica.

Con una mañanera facebookera se evitaron los cuestionamientos y críticas frontales de un sector de los medios en el estado.

Sus mañaneras se publicitaron como un nuevo esquema de relación del gobierno con la fuente política, pero, desde inicio no estuvieron diseñadas para propiciar un diálogo.

Fue una vil acción de propaganda. El mandatario estatal se sirvió de la manipulación del concepto de “pueblo” para hablar en nombre de los pobres y según él dar respuesta a lo que éste le demandaba.

Pero en un marco de sinceridad se podría afirmar que el único “pueblo” que conoce a profundidad el aun gobernante es el de los casinos, parques industriales, restaurantes y estadios de beisbol de San Diego, California. A ese grupo poblacional pertenece, lo demostró en sus cortos meses de gobierno.

Su propaganda gubernamental se nutrió de algunas dosis de verdad, a la vez que de dichos sin sustento, y afirmaciones con datos no verificables. Desde este tipo de política comunicacional-propagandística, se entiende que para Bonilla fuera más cómodo el alejamiento y a veces hasta enfrentamiento con la prensa.

A escasas semanas que deje el poder, es poco probable que la relación del mandatario con los medios de comunicación cambie.

La comunicación política requiere de un compromiso del Estado con la gobernabilidad y el reconocimiento del papel legítimo de los medios, en la promoción y aseguramiento de la democracia.

Ninguna de las dos premisas se cumplieron con el actual gobierno.

Era evidente que al titular del Ejecutivo le crearon o se creó una burbuja en base a sus encuestas pagadas; aderezada con la embriaguez que dan los comentarios melosos de sus subordinados.

Nadie pudo, supo o quiso explicarle al gober que tenía que hacer política y no grilla. Los bajacalifornianos así lo merecían.

Los pleitos, enfrentamientos y alejamientos con diversos representantes de los medios de comunicación fueron el hilo conductor en esta mini administración, perdió el titular del Ejecutivo porque nunca supo construir una agenda en la capital del estado que le permitiera blindarse ante su lejanía y desdén.

Lo que privó fue una agenda ciudadana negativa y de enfado ante sus programas y ocurrencias.

La verdad sea dicha.

* La autora es directora del portal MF Noticias Mexicali.

Comentarios