No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Unos ganan y otros pierden

Nunca en la historia de nuestra entidad una inversión extranjera había causado tanta controversia como lo está haciendo la empresa Constellation Brands. Aún si se está de acuerdo o no, si hay agua suficiente o no. Lo cierto es que llegaron y jamás socializaron con las comunidades agrícolas y los habitantes de Mexicali de las bondades que traería para la región una empresa de este tamaño.

Nunca en la historia de nuestra entidad una inversión extranjera había causado tanta controversia como lo está haciendo la empresa Constellation Brands. Aún si se está de acuerdo o no, si hay agua suficiente o no. Lo cierto es que llegaron y jamás socializaron con las comunidades agrícolas y los habitantes de Mexicali de las bondades que traería para la región una empresa de este tamaño. Siempre trataron los asuntos importantes en lo oscurito, dando la impresión de haber cumplido con todos los requisitos necesarios. Hoy se sabe, que esta inversión jamás cumplió con los requerimientos establecidos en el marco legal, de lo contrario ya estaría trabajando al 100% y no habría necesidad de someterla a la aprobación de los habitantes del estado a través del mecanismo de consulta ciudadana. Hasta ahora, no se ha realizado un estudio económico comparativo para determinar si realmente es más benéfica que dañina la inversión.

Se ha dicho que esa empresa generará miles de empleos, que traerá prosperidad a la región, vista como un polo de desarrollo, a la cual se sumarían organizaciones proveedoras de bienes y servicios con su consecuente efecto multiplicador. También se comenta que, de acuerdo con las leyes, al ser el agua un derecho humano, la prioridad en el Valle de Mexicali es la agricultura y que por orden de prelación esa industria ocuparía el tercer lugar en prioridad. Además, se argumenta que se dejarían de sembrar miles de hectáreas de alimentos. En consecuencia, la sociedad del estado no recibiría el vital líquido para uso doméstico, turístico e industrial, que son actividades que generan muchos empleos en la región y contribuyen enormemente al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Por otra parte, se prevé que el impacto en caso de que la sociedad no la apruebe, representaría una pérdida para los inversionistas en un monto aproximado a los 1700 millones de pesos.

Durante su campaña política López Obrador recalcó su promesa de atender “primero los pobres”, también, habló de la autosuficiencia alimentaria, entre muchas otras cosas que no ha cumplido. Hoy sus promesas se desploman, ya que dicha cervecería en el Valle de Mexicali, ni beneficia a la mayoría ni contribuye a la autosuficiencia alimentaria. El agua proviene de Estados Unidos y regresa en forma de productos alimenticios y últimamente se la quieren llevar como cerveza. Es un reducido grupo de empresarios locales, que gozan de grandes contratos para la construcción de la misma, los que se benefician y en contra hay miles de personas que se verán afectadas.

Nadie está en contra de las inversiones, pero necesitamos que las que lleguen cumplan con la ley, que no se les otorguen subsidios con dinero del erario y menos que paguen el precio del agua por debajo de lo que les cuesta a los consumidores locales. Necesitamos empresas eficientes y rentables, que paguen salarios dignos, bien remunerados, tampoco que vengan a depredar los recursos. Habrá una consulta, ¿usted se imagina el resultado?, acertó, el voto favoreció a la empresa, ¿usted cree que los grupos opositores se quedarán con los brazos cruzados?, yo creo que no. Cualquiera que sea el resultado de esta consulta habrá reacciones de inconformidad, si gana el sí, la población hará manifestaciones y si gana el no, la empresa tampoco se quedará conforme y partirá. La pregunta que surge ¿Quién perderá, las mayorías o las minorías?

*- El autor es economista egresado de la UABC.

Comentarios