No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Una mala y una buena

Mohammed Alí, el legendario boxeador decía lo siguiente: ºEn las grandes ligas todos tienen habilidades, y al final lo que cuenta es la fuerza mental.

Por Octavio Ballesteros

"El sabio habla porque tiene algo que decir. El tonto habla porque tiene que decir algo."       

Platón.

Mohammed Alí, el legendario boxeador decía lo siguiente: ºEn las grandes ligas todos tienen habilidades, y al final lo que cuenta es la fuerza mental. Aquel que sea mentalmente más fuerte es el que gana”.

Y esto aplica perfectamente en la PGA, organización que se encarga de la gira de los profesionales de golf. Todos los profesionales su golpe de salida es prácticamente similar, los que ganan son los que juegan mejor  en el Green y saben resistir la presión cuando van en los primeros lugares. Fortaleza mental es el nombre del juego.

Una mala y una buena.

Con respecto a la fortaleza mental del individuo, le tengo una noticia mala y una buena.

La mala es que el ser humano es mentalmente débil, y sobre todo cuando nos proponemos objetivos ambiciosos. Y esto tiene una explicación fisiológica: el objetivo de nuestro cerebro es que sobrevívamos, todo lo demás no le interesa. Cuando hay algo que amenaza al individuo la mente se pone en acción, se crece ante la adversidad y ayuda a la persona a salir adelante. Pongo un caso de ficción y uno real. David Banner en la serie de T.V. aparece como un individuo normal, tranquilo, tímido. Pero cuando el peligro acecha se transforma en Hulk, y no permite que hagan daño a la persona u objeto que defiende.

Caso real: la mujer de 60 kgs. de peso, y su hijo queda aplastado por la llanta de un carro, toma la defensa del mismo y lo levanta y así la vecina le ayuda sacando al hijo de ese lugar. ¿De donde sale la fuerza de la mujer para hacer dicho acto? O el escalador de montañas cuya mano quedó atrapada por una roca que no le permite salir, y se encuentra solo sin que nadie lo pueda ayudar; saca entonces una navaja y se corta la mano para poder salir y regresar a la civilización.

La buena noticia.

Si la mente es lo importante para salir adelante y alcanzar grandes objetivos, y resulta que a la mente no le interesa más que sobrevivir y es floja, ¿que podemos hacer?....muy sencilla es la respuesta, asústala y ponla así de tu lado.

Ejemplo muy sencillo, en materia de salud, estás consciente de que necesitas adelgazar, tener una vida más activa, y comer mejor. La mente te dice “no seas simple, vives muy bien, déjate de cosas”. Entonces platica con gente que tiene problemas de salud por el estilo de vida que llevo, con personas que han perdido un ser querido por dichas razones, personas que tienen que ir a diálisis dos o tres veces por semana, que han sido amputadas de una parte de su extremidades, etc.

Con estas acciones tu mente se empieza a poner las pilas y entonces los intentos que hagas por cambiar estilo de vida no los saboteará, todo lo contrario.

Entonces la cuestión es hasta cierto punto sencillo, analiza cuáles son tus debilidades y “hackea” tu mente al respecto. Otro ejemplo: necesitas vender más o generar más ingresos , entonces piensa que puedes perder tu casa, no podrás educar a tus hijos, pones en riesgo la familia, etc. Y esto te motivará hacer lo que se requiera para salir adelante con el tema.

A manera de conclusión estimado lector: estar conscientes de la mala noticia, nuestra mente trabaja en modo supervivencia, es floja. Y la buena noticia es que la puedes modificar por medio de temores fundados y que trabaje a tu favor. Al final del día la responsabilidad es tuya, no de los demás o del ambiente. Feliz domingo, go Bucs!

*- El autor es socio del Despacho Asesores Ballesteros.

Comentarios