No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Un peligro anunciado

Hace unos años se escuchaba decir que López Obrador nunca debía llegar al poder porque era un peligro para México.

Por Anita B. de Ochoa

Hace unos años se escuchaba decir que López Obrador nunca debía llegar al poder porque era un peligro para México. Y había quienes decían: “Ese viejito con cara de buena gente. ¿Cómo va a ser un peligro? Jamás imaginamos el peligro y el daño que un solo hombre con poder puede hacer. Un peligro para las mujeres trabajadoras que se quedaron sin el apoyo de guarderías para dejar a sus hijos bien cuidados.

Un peligro para los miles de niños con cáncer a quienes les quitó los medicamentos condenando a morir a más de 1,600 niños que luchaban valientemente por su vida.

Un peligro para las personas más necesitadas al cancelarles el Seguro Popular que cubría cirugías, tratamientos, incluso medicamentos, dejándolos con un INSABI desorganizado que canceló de tajo los beneficios antes recibidos.

Un peligro para el sector educativo, y el sector salud, al haberles recortado el 35% y el 28% de su presupuesto respectivamente, a este último atravesando una pandemia, por lo cual han muerto 170,000 mexicanos.

Un peligro para los miles de niños Down y niños con capacidades diferentes a quienes les cerró las clínicas donde eran atendidos.

Un peligro para miles de jóvenes estudiantes que anhelaban una beca para estudiar en el extranjero, que no lograrán, al suspenderse las becas internacionales del CONACYT.

Un peligro para enfermos que acuden a los hospitales de Especialidades como Nutrición, Cancerología, Cardiología, etc., ya que, al haberles bajado los presupuestos, no pueden atender la misma cantidad de pacientes.

Un peligro para empresarios que en esta pandemia pedían un apoyo para no tener que cerrar sus negocios y les fueron negados.

Un peligro para inversionistas que apostaron por México, crearon miles de empleos, pero que, con encuestas a modo, y violando la ley, les fueron cancelados sus proyectos.

Un peligro para los mexicanos, al tenernos divididos como sociedad, sembrando odio para quienes no están con él, justificando cualquier corrupción y delito de quienes le obedecen ciegamente o son sus parientes, señales inequívocas de un dictador.

Un gran y enorme peligro para nuestra Democracia, al tener como aliado, al Tribunal Federal Electoral, (TRIFE) organismo que será quien dictamine en las próximas elecciones los resultados, las denuncias, fraudes, etc.

En conclusión: Quienes señalaron a López como un peligro tuvieron razón. Ahora lo importante es ¿Qué vamos a hacer? Históricamente sabemos que un dictador jamás es derrotado electoralmente, sino cuando el pueblo entero se levanta y exige su salida, como sucedió en Bolivia, Egipto etc.

Por esta razón, el Frente Nacional Ciudadano FRENA, que ha aglutinado a miles de mexicanos en defensa de nuestro país, está convocando a una mega manifestación en la Ciudad de México el próximo 21 de marzo, para exigirle a López que se vaya. Se necesita al menos un millón de personas en la calle, valientes y dispuestas a defender nuestra libertad, nuestra democracia, nuestro amado país que no merece ser destruido como lo han hecho dictadores en Cuba, Venezuela, Nicaragua…,

Llego el momento de unirnos y sacar la casta valientemente defendiendo lo nuestro, de no hacerlo, seremos por nuestra indiferencia, indolencia y cobardía, igual que López, el peor peligro para México.

Mujer mexicana forja tu Patria

* La autora es consejera familiar

Comentarios