No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas FINANZAS PERSONALES

Tu dinero y el de tu empresa parece lo mismo pero no es igual

Regularmente los emprendedores tienen la impresión de que se quedan con las manos vacías después de pagar la nómina o a los proveedores, en ocasiones se cuestiona si están teniendo ganancias o simplemente el negocio se mantiene andando por obra de la casualidad.

Por Olivia Prado

Regularmente los emprendedores tienen la impresión de que se quedan con las manos vacías después de pagar la nómina o a los proveedores, en ocasiones se cuestiona si están teniendo ganancias o simplemente el negocio se mantiene andando por obra de la casualidad. En mi experiencia como asesora de empresas me gusta iniciar después de revisar los estados financieros por los vales de caja chica, es ahí donde puedo identificar el control o la falta de control de los gastos de una empresa, varias ocasiones los empresarios se sorprenden de los gastos pequeños pero constantes que genera el reporte, pero la sorpresa aumenta cuando revisan la suma de los gastos personales que ellos mismos provocaron para sufragar la mala administración de sus finanzas personales y mantener un estilo de vida por arriba de sus posibilidades. Si te sientes identificado con este tema, aquí te comparto 6 consejos para separar tu dinero y el de tu empresa. 1. Establece un presupuesto personal y el de tu empresa, el presupuesto es la radiografía financiera de tu vida y la de tu empresa, el tener control sobre los recursos que entran y salen de tu cartera y de la caja chica de la empresa marca la gran diferencia sobre el flujo de efectivo. 2. Ponte en modo ahorrativo. Si estás pasando por una fase de inicio de un proyecto empresarial o bien quieres sanear tus finanzas y las de tu empresa, te sugiero inicies por cortar todos los gastos que no están comprendidos en el presupuesto planeado. 3. Abre dos cuentas bancarias. No importa el tamaño de tu empresa, siempre será mejor tener identificados el dinero que te pertenece para tus finanzas personales y el de la empresa para subsistir. 4. Págate un salario, asígnate un sueldo básico para que mantengas un estilo de vida conservador que te permita crecer los proyectos de tu empresa, en lugar de tomar utilidades y mermar el crecimiento de tu negocio. 5. Invierte en un programa de contabilidad, asi como el agua es vital para subsistir, en los negocios los estados financieros son muy importantes para tomar analizar los resultados de las decisiones tomadas y marcar el rumbo de las siguientes acciones. 6. Invierte en tu educación. Si tu vida financiera está en orden por consecuencia la administración de tu negocio lo estará también, esto en el caso que tú lleves las riendas de la administración. La capacitación constante en diversas áreas que competen al crecimiento de tu empresa tanto como tu propio crecimiento personal llevarán todos tus proyectos al siguiente nivel. Capacítate y crece con tu Dinero.

* La autora es coach financiero.

Comentarios