No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Tratado y reconocimiento laboral

En los pasados dos espacios semanales en este medio, he tratado el tema del T-MEC; sigo un poco con ello pero ahora con un tema laboral. Hace unos días se dieron a conocer a los panelistas elegidos por el gobierno federal para resolver las disputas laborales bajo el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Por Salvador Maese Barraza

En los pasados dos espacios semanales en este medio, he tratado el tema del T-MEC; sigo un poco con ello pero ahora con un tema laboral. Hace unos días se dieron a conocer a los panelistas elegidos por el gobierno federal para resolver las disputas laborales bajo el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Los especialistas tienen la función de intermediar con independencia cuando se presenten conflictos en lo que respecta a la libertad sindical y además sin ocultar los posibles incumplimientos de México. Son once expertos, de los cuales seis serán para los casos que surjan con Estados Unidos y cinco para sucesos que se presenten con Canadá. Lo interesante de este grupo es la pluralidad de perfiles, de formación y de experiencia. Se incorporaron académicos, litigantes patronales y sindicales, así como magistrados retirados con amplia experiencia, los que garantizarán imparcialidad en las controversias.

Hay un factor adicional: para las resoluciones se desempeñarán con independencia, vigilarán que no se oculten posibles incumplimientos al T-MEC. Eso es lo que se busca en el capítulo de solución de controversias y en su alcance el mecanismo laboral de respuesta rápida, es decir, se trata de definir paneles laborales y verificaciones en el sitio de trabajo, así como la imposición de sanciones comerciales que durarán hasta en tanto nuestro país corrija (remedie, es el término) sus posibles incumplimientos en materia de libertad sindical de asociación y de derecho de negociación colectiva.

Para el tema laboral, se considera que un panel no deberá tardar más de dos meses en emitir su fallo, por eso la idea solución rápida. En general, el proceso es que la Secretaría del Trabajo sea notificada por la de Economía cuando se presente una solicitud de revisión de una presunta negativa de derechos señalada por los gobiernos de Estados Unidos o Canadá.

También, es conveniente comentar que aunque las once personas fueron avaladas por el gobierno mexicano para representarlo en posibles controversias laborales, no quiere decir necesariamente que estén siendo electos como defensores del gobierno por lo que podrán fallar, inclusive, en contra del gobierno mexicano. Por eso es importante la neutralidad de las personas su objetividad. Además, un panel estará integrado por un mexicano, un estadounidense o canadiense según sea el caso y un miembro de un grupo que es internacional y que sea elegido de común acuerdo entre los países,

Quiero aprovechar, como lo hizo también index nacional, unas líneas para reconocer y felicitar a Luis Monsalvo y Alfredo Kupler por su elección como dos de los panelistas del mecanismo de respuesta rápida para resolver las controversias que sean planteadas por el nuevo tratado; el primero es para los casos con Estados Unidos y el segundo con Canadá; importante esto porque los dos son activos asesores e integrantes del comité laboral del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportacion, Index, de la cual aquí en Mexicali hay una sólida asociación.

Para terminar, recordemos que lo que se propone es dirigirse hacia un esquema del trabajo basado en el estado de derecho, por lo que las empresas y sindicatos deberán entender que, si quieren exportar sin aranceles o con preferencias, tendrán que cumplir con los lineamietos del T-MEC.

* El autor es Consejero y Tesorero Nacional de Index, además de Director de Recursos Humanos para LatinAmérica en Newell Brands.

Comentarios