No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Tolerantes e incluyentes

El reciente 16 de septiembre, conmemorativo de nuestra independencia nacional, representa una muy interesante fecha para reflexionar sobre nuestra nación pensando en que su viabilidad de futuro representa el mejor agradecimiento que pudiéramos ofrecer a los héroes que nos dieron patria.

Por Rogelio Perez

“Información es poder”

Máxima popular 

El reciente 16 de septiembre, conmemorativo de nuestra independencia nacional, representa una muy interesante fecha para reflexionar sobre nuestra nación pensando en que su viabilidad de futuro representa el mejor agradecimiento que pudiéramos ofrecer a los héroes que nos dieron patria.

Vivimos tiempos sumamente complicados que ameritan una genuina independencia mental en donde podamos amalgamar las distintas visiones sobre México, mismas que hoy en día presentan la posibilidad de establecer un debate de ideas sobre las cuales podamos cimentar un mejor país.

En este contexto, la actitud tolerante e incluyente de la sociedad civil es lo primero que debemos procurar ante la lamentable polarización que se azuza diariamente de manera irresponsable tanto en el ámbito público como en el privado.

Tenemos que dejar de lado el miedo a fijar posiciones en el entendido de que, como en toda democracia, tendremos la contraparte que seguramente se permitirá disentir.

Lo que no podemos permitir es que nuestras posturas carezcan de fundamento o que simplemente estén fundadas en esa lacra manipuladora de la propaganda demagógica que dice medias verdades y mentiras completas (en horario estelar de televisión a diario) para confundirnos y convencernos de lo que conviene que sea para unos cuantos y no de lo que es o tendría que ser para el resto…

Mientras entendamos que como ciudadanos es nuestra obligación mantenernos informados si es que no queremos que nos vean la cara, estaremos acercándonos a construir un cerco infranqueable para quienes quieran seguir viendo a la administración pública como botín personal sujeto a los intereses que dicte el momento de su oportunismo.

Los políticos de ocasión, esos que no entienden otra cosa que no sea el acuerdo en términos de renta electoral anteponiendo intereses de grupo son los mayores enemigos de las transformaciones que en efecto ocupa nuestra nación, pero para ir hacia adelante y no en reversa.

La diversidad fincada en la pluralidad en todos los ámbitos de la vida nacional es lo que nos dará la fortaleza para resistir las tentaciones absolutistas y autoritarias del poder.

Una sociedad informada y crítica hace la diferencia por lo que debemos asumir con responsabilidad la tarea que nos corresponde para no permitir que el "canto de las sirenas" de la demagogia haga los estragos que siempre ha hecho a través de la historia

construyendo "castillos de arena" de mundos ficticios que una y otra vez probaron ser un rotundo fracaso a la hora de pasar de los dichos a los hechos...

En nosotros está informarnos para inteligentemente no dejarnos confundir perdiendo así el rumbo de lo esencial y prioritario por encima de lo banal y secundario.

En nosotros está informarnos si es que queremos estar a la altura de las inéditas y muy delicadas circunstancias de la severa crisis por la que atraviesa México que no solo amerita mejores gobernantes sino aún mejores ciudadanos en el entendido de que los segundos, a través del voto, darán cuenta de los primeros como uno de los pilares fundacionales de toda democracia que se precie de serlo.

*El autor es editorialista local/consejero CDEM.

Comentarios