No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas OBSERVATORIO GLOBAL MEDIÁTICO

Televisión digital en Latinoamérica

Muchas personas señalan que el tiempo de los medios de comunicación tradicionales están por terminar, lo cierto es que tanto la radio como la televisión siguen vigentes, ni que decir del cine y la prensa está en crisis, por diversas causas, como la credibilidad, la lentitud en dar la noticia y los costos del papel impreso.

Por Manuel Ortiz

Muchas personas señalan que el tiempo de los medios de comunicación tradicionales están por terminar, lo cierto es que tanto la radio como la televisión siguen vigentes, ni que decir del cine y la prensa está en crisis, por diversas causas, como la credibilidad, la lentitud en dar la noticia y los costos del papel impreso. Lo cierto que estos medios ante las redes sociodigitales siguen, a mi juicio, vigentes; claro que para ciertos públicos y en determinados contextos geográficos y culturales. Por ejemplo, la evolución de la televisión, que aparece el siglo pasado en el año de 1927 cuando la BBC de Londres transmite la primera programación y en México, en 1950 con la transmisión del informe presidencial de Miguel Alemán Váldes . Ahora bien, este aparato y la programación que transmite, tan criticado por unos y alabado por otros, es un aparato tecnológico en la mayoría de hogares mexicanos y en muchas partes de Latinoamérica.

Pero como muchas cosas, la televisión también ha sufrido sus cambios, de blanco y negro pasó a color y de analógico al digital. Y justamente ese camino que toma la televisión convierte a México en el primer país de América Latina que logró el apagón analógico en su señal televisiva en el 2015. Es decir, esta migración permitió mayor calidad de señal, pero también facilitó que la población de pocos ingresos pudiera disponer de más de 11 millones de televisores que de no ser por esta medida no hubieran podido sintonizar la nueva programación de los canales comerciales y públicos. En este mismo sentido Brasil, Venezuela, Argentina, Chile, Uruguay y los demás países de Sud y Centro América se afanan por avanzar hacia la televisión digital.

El apagón analógico es para los países latinoamericanos un verdadero reto tecnológico, pues implica la transformación tanto de equipos como de señal y cobertura, además de producir una programación de alta calidad. Esta migración a una señal digitalizada permite mejor recepción de la señal y por ende mayor calidad de imagen, multiplicar la oferta de contenidos, optimizar el recurso radioeléctrico y fundamentalmente disponer de un avance tecnológico para la mayor parte de la población de un país. Si usted piensa que el lograr ser el primer país en tener su señal televisiva totalmente digital no fue un gran esfuerzo le diré que Brasil por ejemplo contempla lograr este cambio para el 2023; Chile y Paraguay para el 2024; Argentina, para el 2021 y Costa Rica apenas inició este año el proceso (https://digitalpolicylaw.com/asi-ha-avanzado-america-latina-en-la-migracion-a-la-television-digital/). En esencia, esta transformación que en el 2015 generó muchas críticas al gobierno de Peña Nieto, hoy es un tema rebasado en actualización tecnológica. Diferente es si hablamos de los contenidos, los cuales lamentablemente la televisión comercial mexicana en general sigue un modelo de programación vulgar, intrascendente, priorizando ciertos deportes que representan negocio para los dueños de los canales televisivos y una televisión pública con un gran reto por asumir en cuanto contenidos y mejor aún, participar de una cultura que en realidad represente al pueblo mexicano. ¿Usted qué opina?

*- El autor es coordinador del Observatorio Global Mediático de la Frontera-UABC.

Comentarios