No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Seguro Popular...¿igual que Insabi?

¿Ha sentido usted alguna vez el dolor de ver a su familiar sufrir por una enfermedad seria como diabetes, cáncer, sida, etc., y darse cuenta de que su salud depende en gran parte del tratamiento y los medicamentos ?

Por Anita B. de Ochoa

¿Ha sentido usted alguna vez el dolor de ver a su familiar sufrir por una enfermedad seria como diabetes, cáncer, sida, etc., y darse cuenta de que su salud depende en gran parte del tratamiento y los medicamentos ?

Y si por alguna razón, no tuviera los recursos necesarios para internarlo en un hospital, ni siquiera comprar lo necesario para que sane, ¿Cómo se sentiría?

Seguramente desesperado, impotente, como hoy miles de mexicanos se sienten, al ver a sus hijos que hace unos días, por medio del Seguro Popular recibían tratamiento para el cáncer, diálisis y otras enfermedades a partir del 1 de Enero, por una ley injusta promovida por AMLO y aprobada por Morena, ya no será posible. Al Presidente le importó más su capricho de acabar con el Seguro Popular, que la salud de 60 millones de mexicanos sin servicios médicos.

El pretexto fue la corrupción. Y lo más fácil, en lugar de hacer una investigación, deslindar responsabilidades, perfeccionarlo, ampliarlo, para que este programa que era un verdadero apoyo para la gente más humilde continuara, se decide destruirlo, para suplirlo con el “Instituto de Salud para el Bienestar”(INSABI), que haría la misma función y hasta mejorada. Una gran mentira. Veamos por qué.

El Seguro Popular se diseñó y se creó hace 15 años, con el objetivo de que las personas de escasos recursos no asalariadas, contaran con un servicio médico integral. Se inscribían pagando una cantidad simbólica anual, teniendo derecho a servicios médicos de primer, segundo y tercer nivel, es decir, los tratamientos más complejos, sida, cáncer de niños, cáncer de mama, de útero, cuidados intensivos pre natales, diálisis, diabetes, todos estaban cubiertos, aunque en algunos casos se les pedía una cuota de recuperación simbólica y de acuerdo a su situación económica.

El INABI, por la nueva ley aprobada por el Congreso, solo se compromete al primero y segundo nivel. El primero son los Centros de Salud, básicamente vacunas. El segundo son los Hospitales Generales. El tercer nivel quedó cancelado.

Es importante que la gente sepa que lo que se ha hecho, es restringir sus derechos. Se ha desmantelado un fondo que se había calculado actuariamente, con estudios súper cuidadosos, con un fondo de reserva para garantizar su vigencia. El Seguro Popular tenía un mecanismo para financiar sin desembolso en el momento de los servicios que requerían alta especialidad: El fondo de protección contra gastos catastróficos.

Escuché a López Obrador decir: “Ni es Seguro ni es Popular” ¡Qué gran mentira. Es seguro, porque se creó un mecanismo para que la gente tuviera la cobertura financiera al momento de requerir atención por un padecimiento de alto costo. Y ¡ claro que era popular ¡ el 85% de los asegurados que se atendían eran de los más pobres, y es a éstos a quienes López está afectando. Circulan en redes videos de madres angustiadas con niños enfermos de cáncer, a quienes se les niega el tratamiento al no tener con que pagarlo. ¡Ah pero AMLO sigue pregonando que ahora los servicios son gratuitos ¡! Si, cómo no ¡ A los hechos me remito.

¡Mujer Mexicana Forja tu Patria!

* La autora es consejera familiar.

Comentarios