Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Dólar

Navidad

Clima Mexicali

Águilas de Mexicali

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Reconstrucción de hechos sin datos

Albert Einstein hablaba de los cambios que cada uno de nosotros debe hacer si queremos ver cambios en nuestro mundo.

Por Marco Antonio Hermosillo

Albert Einstein hablaba de los cambios que cada uno de nosotros debe hacer si queremos ver cambios en nuestro mundo. Por ello dijo “El mundo no será destruido por aquellos que hacen mal, sino por aquellos que observan sin hacer nada.”

Estudiar una carrera como Criminalística es una decisión importante. Es por eso que, para seguir adelante quiero compartir contigo una anécdota criminalística que podría ser de tu interés.

Cuando se denuncia un delito, entra en juego el estudio científico y la evaluación de las evidencias por parte de la ley. La criminalística juega un papel vital en este proceso, pues ayuda a garantizar la justicia y es un servicio público fundamental para las sociedades.

La Reconstrucción de Hechos como principio de la Criminalística es la reproducción artificial de forma descriptiva, testimonial y perceptiva de las conductas presumiblemente delictuosas perpetradas en circunstancias específicas al momento de cometer el delito, o de eventos y episodios de éste, referentes a ciertos medios de prueba para verificar su exactitud, posibilidad o verosimilitud. Tiene como objetivo principal la búsqueda de la verdad, comprobar la veracidad de las hipótesis planteadas y verificar informaciones aportadas por testigos.

Recrear de forma artificial lo que ocurrió en un determinado lugar tomando en consideración la participación de los testigos presenciales, testigos referenciales, el Informe Policial Homologado (IPH), así como dictámenes periciales, la hora y lugar donde ocurrió, nos permite demostrar, confirmar, corroborar o desvirtuar lo ocurrido en el sitio del suceso. Se requiere de un equipo multidisciplinario, quienes participan al momento de realizar la reconstrucción de hechos.

Seguidamente se concentra el equipo en el lugar donde ocurrió el hecho y cada uno de los testigos va relatando de forma separada, toda la apreciación que pudo tener al momento que ocurrieron los hechos verificando la ubicación, visibilidad e iluminación; y así con cada uno de los sujetos involucrados. Posteriormente se realizan las experticias correspondientes que forman parte de la Reconstrucción de Hechos.

Realizando este acto se puede determinar el lugar exacto donde se iniciaron los hechos, la secuencia de ellos, apoyándose en las experticias realizadas previamente en las demás disciplinas criminalísticas, las versiones de los testigos; todo lo cual está orientado al esclarecimiento de lo ocurrido.

Ahora bien, ¿Qué pasa si no se tienen elementos previos al realizar una reconstrucción?

Recientemente en una audiencia de “Juicio Oral” un Perito oficial manifestó que había realizado una reconstrucción de un hecho concreto. La reconstrucción consistía en determinar ¿cómo se encontraban unos objetos guardados en un espacio determinado?; al analizar su dictamen se encontró que no contaba con elementos de antecedente previo, ya que el IPH no describía el orden de los objetos, estos no estaban individualizados, no existía ningún sistema de fijación como: descripción escrita, fotografía, video, etc.

A manera de conclusión, se pueden resaltar dos cosas: la primera es la importancia que tiene el IPH en cuanto a descripción y localización de objetos; la segunda, es que un perito no puede suponer en sus conclusiones hechos que no se acrediten con otros datos.

*- El autor es Coordinador del Área Pericial del Instituto INJUS.

Comentarios