No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Protege tus finanzas contra una recesión

Estimados lectores, les envío un afectuoso saludo y agradezco los emails con sus comentarios y sugerencias, la idea de esta columna es informar en temas de economía personal, así que no dudes en estar en contacto con tu servidora. A Pesar de continuar atravesando por la pandemia que parece no tener fin, el tema de la recesión económica de los países aún no llega, por lo que considere conveniente escribir esta columna, estoy segura podrá apoyarte a tomar decisiones..

Por Olivia Prado

Protege tus finanzas contra una recesión 

Estimados lectores, les envío un afectuoso saludo y agradezco los emails con sus comentarios y sugerencias, la idea de esta columna es informar en temas de economía personal, así que no dudes en estar en contacto con tu servidora. A Pesar de continuar atravesando por la pandemia que parece no tener fin, el tema de la recesión económica de los países aún no llega, por lo que considere conveniente escribir esta columna, estoy segura podrá apoyarte a tomar decisiones..

Inicio con citando una encuesta realizada el 2019… “ 4 de cada 10 economistas encuestados recientemente dijeron que en Estados Unidos comenzará una recesión el año entrante. Además, el 34% dijeron que la expansión actual que ha durado una década, la más prolongada de la historia, terminará en el 2021. Las proyecciones de crecimiento mundial también disminuyen a medida que se intensifica la guerra comercial entre EEUU y China.”

¿Estás preparado para enfrentar tiempos difíciles en el futuro?

A continuación, tres formas en que una recesión podría transformar la vida, además de consejos para amortiguar el impacto.

Riesgo 1: Perder el empleo

Cuando disminuye el comercio y bajan las ventas, las empresas buscan maneras de reducir costos. Esto aumenta las probabilidades de que decidan despedir empleados, recortarles el sueldo o forzarlos a jubilarse temprano. Es más difícil pagar las cuentas si no tienes un sueldo.

Medidas que puedes tomar ahora. “Empieza a pensar en el plan B”, Para aumentar tus posibilidades de conseguir rápido otro empleo si te despiden, actualiza tu currículo, intensifica tus esfuerzos para establecer contactos y mantente conectado con compañeros de trabajo por medio de las redes sociales.

Riesgo 2: Falta de dinero en efectivo

Es arriesgado no contar con un Fondo de Gastos Imprevistos. La mejor manera de protegerse contra una recesión son los ahorros en efectivo, en particular si dejas de recibir un sueldo.

Te conviene evitar sacar dinero de tu cuenta Afore, vender tus inversiones en el mercado cuando está en baja o endeudarte para lograr subsistir. “Las reservas de dinero son esenciales”. Medidas que puedes tomar ahora. Refuerza tu fondo para emergencias. La regla general es tener dinero ahorrado para seis meses de gastos de manutención. Pero es mejor tener suficiente para un año o más.

Riesgo 3: Problemas en la cartera de inversiones

Las recesiones vienen acompañadas de un declive de la bolsa de valores. Durante las tres recesiones que ha habido desde 1990, el índice de 500 acciones de Standard & Poor’s bajó en un promedio del 13.7%, según S&P Global.

Analiza tu portafolio de inversiones . Hazte una idea de lo arriesgada que es y de la magnitud del golpe que podrías sobrellevar sin sufrir “daños irreparables”. Medidas que puedes tomar ahora.  Reduce tus riesgos. Comienza a transferir tus inversiones a activos menos volátiles como bonos a corto plazo, certificados de depósito y efectivo. “Sigue invirtiendo“Si es un mercado bajista, estás comprando acciones a precios más baratos, lo que te ayudará durante la jubilación cuando el mercado se recupere”.

Riesgo 4: Crisis de endeudamiento

No caigas en la trampa de endeudamiento que hizo fracasar a muchas personas en este país en el 2008. Usar tu hogar como una alcancía, estar endeudado con tarjetas de crédito y llevar una vida lujosa podría perjudicarte si pierdes tu empleo y tus inversiones en acciones y bienes raíces pierden valor. “Podrías colocarte en una situación en la que no puedes pagar tus deudas y eso no es recomendable”

Medidas que puedes tomar ahora. “Trata de liquidar esas deudas lo más que puedas”, aconseja Ward. La causa del problema son las deudas con intereses altos como las tarjetas de crédito.

Estas son tres recomendaciones que pueden representar nuevas oportunidades, quedo como siempre a tus órdenes.

* La autora es coach financiero.

 

Comentarios