No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Pascua

El término “Pascua”, es una traducción de la palabra griega Pascha.

Por Jaime Navarro

El término “Pascua”, es una traducción de la palabra griega Pascha. La palabra Pascha se tradujo “Pascua” y así ha sido usado en la mayoría de las traducciones modernas. Domingo de Pascua es una de las más sagradas fiestas de la cristiandad y famosa en muchas partes del mundo. Es una observancia religiosa antigua y principal en las iglesias que generalmente han adoptado el domingo de Pascua como el día de la resurrección, y el tiempo apropiado para celebrar este evento. La fiesta es esencialmente una convergencia de varias costumbres paganas muy antiguas y costumbres cristianas, así como algunas de origen hebreo. Pascua toma su nombre de Ishtar, la diosa babilónica, y Asiria la diosa de amor y fertilidad. Los fenicios también la conocieron como Eaéstre, una hermana y consorte de Baal, un dios a quien se rindió culto en muchas partes del mundo oriental. Algunos de los hebreos antiguos también le rindieron culto a Baal. Estas tradiciones antiguas gradualmente se popularizaron a lo largo de Europa, y “Eaéstre” se volvió la diosa anglosajona de primavera, que daba énfasis a fertilidad y el sol creciente. El mes de abril se dedicó a ella, y la antigua palabra para Pascua se refiere a Eaéstre. La fiesta de Eástre era famosa en el equinoccio de primavera, cuando día y noche reciben una porción igual de luz y oscuridad. Durante la edad media, misioneros que buscaban convertir las tribus bárbaras al norte de Europa comprendieron que el tiempo de la muerte y la resurrección de Jesús también coincidían con la celebración de Teutonic que se realizaba en primavera. La diosa de fertilidad era conocida como “Ostern”. Al popularizarse estas celebraciones y coincidir con el equinoccio de la primavera dando énfasis al fin del invierno y un renacimiento de la naturaleza, se vio como el triunfo de vida sobre la muerte. Los misioneros de la cristiandad enseñaron que estos acontecimientos también apuntaban a la resurrección de Jesús. Se han usado los huevos coloreados desde tiempos antiguos como un símbolo de Pascua, y es asociado con la llegada de la primavera. Los huevos simbolizan nacimiento, fertilidad, y una nueva vida en muchas culturas. Los huevos fueron usados por los egipcios antiguos y persas que los colorearon y los dieron como regalos durante sus fiestas en la primavera. Las leyendas del antiguo Egipto, conectaron el conejo con la luna debido a sus hábitos alimenticios nocturnos. También se piensa que esta asociación con la luna se originó con aquéllos que miraron los ciclos de la luna para determinar la fecha precisa del próximo cambio de estación, y acompañarlo con la celebración. Se pintaban los huevos en colores luminosos para asemejarlos al Sol, la llegada de la primavera y la fertilidad. Los cestos de Pascua en que los huevos eran reunidos, se parecían a los nidos de pájaro. Por décadas la Pascua fue celebrada en un viernes, sábado o domingo. Finalmente en el Concilio de Nicea, convocado por el emperador Constantino I el Grande y presidido por el Obispo Osio de Córdoba acordaron que la Santa Pascua se debería celebrar el primer domingo después de la primera luna llena y después del equinoccio de primavera. Así quedó determinando que la Pascua se debe celebrar entre marzo 22 y abril 25, en ese mismo concilio se decretó que la cruz sería el símbolo de la religión cristiana. Este domingo 4 de abril, además de la Pascua se cumple un año mas del terremoto de la suerte, de magnitud 7.2 en el Valle de Mexicali, hace una días un pequeño sismo de magnitud 4.8 nos recordó el evento, fue como decir no me olvides, en verdad no debemos olvidar que vivimos en una zona sísmica muy activa y que debemos tomar nuestras precauciones, sobretodo educar a nuestros hijos y nietos en los temas de prevención y protección civil, no esperemos que las autoridades lo hagan, no está en sus metas. Felices Pascuas.               

*- El autor es ex presidente de la Federación de Colegios de Ingenieros Civiles de la República Mexicana.

Comentarios