No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Panxacontenta

¡Ahora sí me fui hasta la cocina! La palabra de hoy procede del catalán y, claro está, literalmente significa “panza contenta”. Similar a nuestro dicho: “Barriga llena corazón contento”.

Por Miguel Ángel Lino

¡Ahora sí me fui hasta la cocina! La palabra de hoy procede del catalán y, claro está, literalmente significa “panza contenta”. Similar a nuestro dicho: “Barriga llena corazón contento”.

Pues ojalá el gusto fuera parejo y todos tuviéramos “panxacontenta”. Pero no. En México tenemos un país de panzones malnutridos. Y no se ofendan los que tienen voluminoso abdomen, más los que -estando de pie- no se pueden ver sus zapatos.

Para ser imparcial, consignaré algunos datos del UNICEF, que es el Fondo de las Naciones Unidas para la Niñez, y lo hago porque el futuro de nuestro país puede depender, en buena medida, de niños y niñas desnutridos.

En el país de los nopales, 1 de cada 8 niñas y niños menores de 5 años padecen desnutrición crónica. Condición que prevalece en los estados del sur de la República, más en comunidades rurales que urbanas. Como en todo, los indígenas son los más fregados.

Sólo 3 de cada 10 bebés se alimentan únicamente con leche materna y, como es súper sabido, no hay comparación entre “cualquier otro alimento” y la leche materna en esa etapa inicial y crucial de la vida.

Además, por sus inigualables nutrientes, la leche materna es el mejor escudo contra enfermedades y así, las mujeres que desahogan su propia producción lechera están más sanas y echan menos madres. Bueno, no todas. Exageré.

Ahora bien, no es lo mismo estar gordo panzón que fuerte bien nutrido.  Aquí mero, en nuestro “México lindo y querido”, 1 de cada 3 niñas y niños en edad preescolar padece obesidad y sobrepeso y distan mucho de estar bien alimentados. Porque, le repito y en buen plan, el sistema inmunológico se surte de nutrientes y vitaminas, no con exceso de grasa de quesadillas y memelas.

Las infecciones, por citar una: El COVID-19, ataca y se recrudece más fácilmente en personas malnutridas.

LA PALABRA DE HOY: PANXACONTENTA

La tomé prestada del catalán y con sus 13 letras se forman 5 sílabas: pan-xa-con-ten-ta. Es palabra grave o llana porque la sílaba tónica recae en la penúltima sílaba. ¡Uy, me sentí como la señorita Tenorio en clase de español!

En estricto sentido, un panxacontenta es “una persona despreocupada a la que todo le da exactamente igual”. Pero más aún: Es un vientre feliz que no se queja ni se molesta por nada. Pasivo, indiferente, panzón y valemadrista.           

DE MI LIBRERO: DEMASIADOS COCINEROS

Deliciosa novela aderezada con inteligente intriga escrita por Rex Stout: Un caso más del legendario detective Nero Wolfe.

Va una probadita del argumento: “Les Quinze Maîtres”, los quince maestros de la gastronomía mundial celebran su tradicional reunión quinquenal en un lujoso balneario de Virginia occidental. El personaje principal, Nero Wolfe además de muy acreditado detective privado es un refinadísimo gastrónomo e invitado de honor.

Claro, sucede un crimen: uno de los asistentes odiado por todos es asesinado y cuando culpan a un inocente, Wolfe decide intervenir con todo y sus 150 kilos de peso a cuestas, ágilmente resuelve el caso demostrando que el único adjetivo que no cuadra con él es panxacontenta.                                 

*- El autor es profesor de Redacción Creativa en Cetys Universidad.

 

Comentarios