No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Necesitas creerlo

A mediados del siglo pasado había una creencia en el mundo del atletismo: no se podía correr la milla en menos de cuatro minutos.

Por Octavio Ballesteros

A mediados del siglo pasado había una creencia en el mundo del atletismo: no se podía correr la milla en menos de cuatro minutos. Roger Bannister no se la creyó y en 1954 logró correr esa distancia en menos de dicho tiempo. Lo curioso es que en los siguientes meses docenas de atletas lo logran también. Es una realidad, la conexión entre mente y cuerpo es válida. Y de hecho tiene más influencias en el organismo nuestro sistema de creencias que lo que ingerimos en el mismo.

Qué hacer

Cuando aprendemos algo nuevo o sabemos que algo nos conviene, ¿porque no lo hacemos?, o si empezamos hacerlo, ¿porque no perseveramos?

Acorde con Darren Hardy, para el efecto de ponernos una meta y lograrla se necesita además de la decisión un proceso que nos ayude a lograrlo. Este proceso lo divide en cuatro etapas. La primera sería que lo que interesa lograr, el objetivo que te has propuesto tienes la capacidad de lograrlo, en una palabra creértela de que aquello es factible. Y esto a veces la misma familia o amigos te sabotean cuando les platicas el objetivo que pretendes.

La segunda es poner una línea en la arena y decir “no más”, ya no voy a creer o pensar que soy malo para lo que me interesa alcanzar. Y no se trata de auto engañarte: “era malo para lograr lo que me interesaba pero ya no lo seré”. Reconozco que había fracasado, pero seguiré intentado lograr lo que me propongo.

Dos pasos más.

Un tercer paso es el de procurar sumergirte en cosas que de una manera consciente y subconsciente llene tu mente de cosas positivas y al respecto de lo que te interesa ejecutar.

Esto se alcanza primordialmente de dos maneras: con la información apropiada de lo que te interesa! Libros, audios, videos, cursos online, etcétera. Esto es debido a que necesitamos desterrar de nuestra mente toda la carga negativa que hemos recibido durante tantos años, muchas de ellas por los medios de comunicación y mundo digital.

Y el otro modo es por la asociación con personas mejores que uno, y así te empapes de su filosofía, de su modo de actuar, de su manera de ejecutar.

Y un cuarto paso es el siguiente: hacer lo que te da miedo hacer: hablarle a alguien, dar un mensaje en público, tocar la puerta en algún lado, etc.

Es más, si te da miedo hacer alguna señal de que es lo primero que debes hacer.

A manera de conclusión, estimado lector, necesitas creértela antes de hacer algo, y para ello necesitas entonces reforzar esa creencia para que alcances ese objetivo.

Abel Murrieta. G.

Conocimos a Abel de vista únicamente, nunca lo tratamos, por las referencias que tengo era un buen tipo, y muy profesional en su trabajo, tanto que cuando termina el sexenio de Eduardo Bours y entra Guillermo Padrés le pide que permanezca en su cargo como procurador del Estado, algo prácticamente insólito.

Creo que su muerte es una afrenta para la sociedad sonorense, y nos debe llevar a una profunda reflexión, y así al menos su terminación en esta vida no sea inútil.

Termino con un pensamiento que se atribuye al filósofo Voltaire: “La política es el camino para que los hombres sin principios puedan dirigir a los hombres sin memoria”.

Sin duda Abel era un hombre con principios y por eso no permitieron que llegara. DEP Abel Murrieta G.

*- El autor es socio del Despacho Asesores Ballesteros.

Comentarios