No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Morena…En medio de lo mismo

Vocerío y tinta han sobrado durante el transcurso del último semestre por cuanto denuncias, injurias e ilegalidades al exterior e interior donde grupos diversos de Morena presentan armas en aras de usurpar el aparato partidista del gobierno.

Por Antonio Medina de Anda

Vocerío y tinta han sobrado durante el transcurso del último semestre por cuanto denuncias, injurias e ilegalidades al exterior e interior donde grupos diversos de Morena presentan armas en aras de usurpar el aparato partidista del gobierno. Dado que lo espontáneo es cosa marginal en política; lo sobrevenido en el partido de AMLO, caso Baja California, se manifestó a raíz del llamado  Congreso Estatal (2012) que formalizó la Dirección y Consejo  respectivos. Sin hacerla de analista  y manos de profeta; escribimos (Frontera, nov.2012) un punto de vista que frente al próximo congreso nacional echa en cara lo que condenamos siete años atrás por ser lo mismo…o peor.

“En efecto, lo que parecía un gesto de coincidencia con el proyecto de Andrés Manuel de parte de los dueños de la televisora PSN (en particular el diputado federal Jaime Bonilla) gradualmente se envenenó no tanto por los afanes que con cualquier excusa los bonillistas ejercieron para subordinar a Morena, sino por el repudiable proceder mediante el cual fue seducido un número de “izquierdistas y democráticos” que no se resistieron al embate del control”.

“Lo entonces sucedido no encontró, por supuesto, correspondencia entre el decir y hacer, entre lo proclamado y el saldo, entre la causa y el efecto pues los fines se impusieron sin importar los medios, particularmente, garantizar el mando y regulación de Morena de parte de una ambigua, incolora e inodora facción representada por las celebridades de la conocida televisora que, flanqueados por alegres danzantes “nacionalistas”, montaron un singular operativo apegado a mañosadas, ritos y cohechos de entrañables costumbres priistas”.

“Obviamente no se trata de confundir el accionar político con un fetiche (objeto de culto) pues quien ejercita la política exuda todo menos santidad, perfección o inocencia lo que no implica, de acuerdo a lo dicho por Morena, sea desechable una visión y esfuerzo guiado por principios de moral y ética política para desmarcarse sin ambigüedades del deterioro en el cual, con voluntad o sin ella, se ha permitido que la clase política y sus partidos nos mantenga hundidos”.

“No es capricho, por tanto, aspirar a un movimiento partidista de nuevo tipo donde las cuestiones de honestidad sean un principio ejemplar para juzgar la inmundicia que oprime (corrupción, demagogia, servilismo, antidemocracia, adulación, etcétera) para, partiendo de ello, no solo contemplar el desaseo circundante sino transformarlo para el bien de los mexicanos”.

“Como puede deducirse el origen de Morena en BC, no marcó distancia alguna entre los moldes priistas y lo realizado: eventos distritales y  estatal de morena efectuados en fortalezas propias de un bunker, excesiva presencia de invitados preferentes, “halcones” para vigilar e inducir el voto, moderadores facultados para excluir, acarrear y operar libremente”.

“El emergente PRI-Morena representado por el diputado del PT Jaime Bonilla, de entrada marcó recompensas para unos, mientras otros son objeto de vilipendios y exclusiones”.

“Lo hecho en Baja California fue coronado bajo voluntades dirigidas, manipulación y dinero. El libre pensar y claro instrumento de lucha y oposición fue cerrado para abrirle paso a lo inculcado e impuesto por el PRI…”

* El autor es diplomado en Periodismo por la UABC.

Comentarios