Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Dólar

Navidad

Clima Mexicali

Águilas de Mexicali

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mentiras y verdades

Resulta por demás interesante este tema porque se refiere ni más, ni menos, a las intervenciones mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por Ruben García Benavides

Resulta por demás interesante este tema porque se refiere ni más, ni menos, a las intervenciones mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador, y no solo a sus discursos mañaneros sino a sus distintos actos en los diferentes foros del país por donde el presidente se mueve.

No textual: mis adversarios los conservadores se encuentran muy enojados; la trían contra mí; porque una buena parte del recurso de la nación se lo estoy dedicando a los pobres, a los mexicanos más vulnerables, y eso les molesta mucho; y es que no somos iguales, antes se robaba el dinero, hoy somos honestos; y un rosario más de expresiones.

En lo general, exceptuando las deshonestidades de los gobiernos del pasado, no existe un intelectual, un adversario de peso; Diego Fernández de Cevallos, por ejemplo, un crítico pertinaz contra su administración, un columnista importante etc., que muestren en referencia al proyecto y hechos ya en plena realidad, su desacuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador en su afán de dedicar grandes recursos a los mexicanos más vulnerables de México.

Nadie está molesto por eso. Eso es una mentira mediática, tramposa. El mismo Diego Fernández de Cevallos, por regular muy agresivo contra Obrador, ente los micrófonos de los medios informativos ha expresado con frecuencia su reconocimiento a esta obra de Obrador. Debo reiterar, con todo respeto al presidente que su acusación al respecto es una mentira; con toda pena debo decirlo. En este tipo de declaraciones de Andrés Manuel López Obrador resultan con frecuencia un insulto a las mentalidades limpias, despejadas de fanatismos de nosotros los mexicanos.

Es lamentable; resultan como en el caso que nos ocupa una agresión a sus adversarios, una campaña mediática, reitero, con persistencia inacabable de una continua publicidad a su favor; nunca va a terminar, a fin de hacer crecer sus votos y aplausos como presidente, fundamentalmente con un plan premeditado, de permanente campaña política, reitero, en su favor, como si aún estuviera buscando la presidencia del país.

Nada pudiera decirse, tiene de malo esta permanente letanía contra sus sino fuera porque en sus discursos pareciera nuestro presidente, vernos la cara de idiotas. Lamentable.

En otro tipo de ideas, Andrés Manuel López Obrador ha expresado frecuentemente, que sus adversarios, los conservadores y neoliberales no tienen un líder que le hagan cosquillas; (esto último es mío). Es una enorme verdad. Obrador se encuentra solo, con todo el poder que ha ido logrando ante las multitudes que lo quieren; que lo apoyan y el resto de partidos políticos se encuentra totalmente desvanecidos, sin presencia suficiente para convertirse en organismos políticos de peso, que, por otra parte, ante el gobierno de Obrador de “Primero los pobres”, ha dejado atados de manos; de ideas o proyectos que contrarresten este socialismo del presidente. El poder de Obrador hoy se puede prolongar por varios sexenios. Con las multitudes a su favor, fundamentalmente por su apoyo a la pobreza, resulta previsible la prolongación de su proyecto de la 4t. El resto de partidos políticos no cuentan con argumento válido, con una propuesta económica y política de gobierno que tenga algún significado atractivo a la población; a los ciudadanos que votan. Reitero que están acabados. Obrador tiene razón: requieren, sus adversarios de un líder visible, no lo veo.

Por otra parte, un plan desarrollador; de crecimiento generalizado no está en la mente del priismo, PAN o PRD, que aseria, por cierto, una propuesta extraordinaria de desarrollo económico, crecimiento que, a los millones de aplaudidores de Obrador no les interesa. Primero los pobre resulta hoy los más atractivo a las multitudes. Eso es todo.

* El autor es profesor Emérito por la Facultad de Arquitectura de la UABC, Creador Emérito por el ICBC y artista plástico.

Comentarios