No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Marina del Pilar y la corrupción policial

En su toma de protesta, Marina del Pilar Ávila Olmeda aseguró que su llegada a la presidencia municipal es “el inicio de una nueva era para Mexicali”. El discurso es sumamente aspiracional. Y, por ende, nada sencillo de conseguir.

Por Gustavo Macalpin

En su toma de protesta, Marina del Pilar Ávila Olmeda aseguró que su llegada a la presidencia municipal es “el inicio de una nueva era para Mexicali”. El discurso es sumamente aspiracional. Y, por ende, nada sencillo de conseguir.

A mi entender, la llegada de Marina del Pilar a Palacio Municipal representa el comienzo de una nueva etapa para Mexicali. Por primera vez, una mujer arranca como la titular del Ayuntamiento. Por primera vez, el gobierno local es emanado de un partido político distinto al PRI y al PAN.

Sin embargo, una nueva etapa y una nueva era son cosas diametralmente distintas. Podemos hablar de una nueva etapa. Pero necesitaremos el paso del tiempo, y resultados concretos, para saber si efectivamente con la llegada de Ávila Olmeda a la alcaldía comenzó una nueva era.

En su primer día como presidenta municipal, Marina del Pilar calificó a la policía de Mexicali como la más corrupta de Baja California, y aseguró que su administración trabajará para que dicha situación cambie.

El comentario fuerte, y sin lugar a duda inesperado, de la recién estrenada alcaldesa, causó sorpresa entre gran parte de la comentocracia mexicalense: “¿Cómo es posible que critique a sus propios elementos de la Dirección de Seguridad Pública?”, “Le hizo falta tacto político”, “No debe ventilar los problemas de la policía municipal”. 

Absolutamente todos los cachanillas sabemos que muchos elementos de la policía son corruptos. “¡No todos!”, exclamará alguien. Evidentemente, no todos. Pero todos los cachanillas sabemos que, en el menor de los casos, existen policías que constantemente piden ‘mordida’, y, en el peor de los casos, policías que son cómplices de bandas delictivas.

Por ello, no entiendo el escándalo ante la declaración de la presidenta municipal. Tenemos una policía corrupta. Es un hecho. Desconozco si efectivamente es la más corrupta de Baja California. Pero seguro estoy que es lo suficientemente corrupta para que los ciudadanos nos interesemos en que ello se acepte y se busque cambiar.  

Naturalmente, la declaración de la alcaldesa por sí sola no logrará absolutamente nada. Será necesario que lleve a cabo un trabajo de limpia, y de sanciones específicas, dentro de la corporación. Es decir, ahora toca preguntarle a la alcaldesa: ¿Y qué pretendes hacer al respecto?

Tras la polémica declaración de la presidenta municipal, la directora de seguridad pública municipal, María Elena Andrade, declaró que existirá mano dura contra los casos de corrupción policial.  

Marina del Pilar asegura que su llegada a la alcaldía es el inicio de una nueva era para Mexicali. Estoy convencido que eso no será nada sencillo. Deberá ofrecer cambios contundentes, por lo menos en alguna área, para suponer que la ciudad camina a un siguiente nivel.

Su polémica declaración podría ser su primera gran oportunidad. Si al terminar su gestión como alcaldesa vemos una policía municipal honesta, confiable y profesional…quizá realmente podamos hablar del inicio de una nueva era.  

*- El autor es abogado y conductor de televisión. 

Comentarios