No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Los FASP y la simulación

Nos referimos a la desafortunada situación en la que están los empleados conocidos como FASP (Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública).

¿Qué les parece si hablamos de justicia laboral?

Nos referimos a la desafortunada situación en la que están los empleados conocidos como FASP (Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública), quienes, desde hace varias administraciones estatales sufren del menosprecio de la autoridad y se mueven en un terreno de ilegalidad, ante lo cual poco o nada han podido hacer.

Así, estos profesionistas no tienen servicios médicos, para ellos no hay bonos, no cuentan con prestaciones, tardan meses en pagarles, no crean historial de antigüedad. Están a la deriva o como verdaderos fantasmas, pues.

La mayoría son jóvenes profesionistas que cubren de todo y hacen trabajo de sindicalizados vulnerables, arriesgando su vida, porque no tienen seguridad social, ni cuidados médicos ante posibles contagios de Covid-19.

Su situación económica es precaria, cada inicio de año sufren las de Caín para que les paguen. Si bien les va, empiezan a recibir sus quincenas a principios de marzo. Aunque les hayan renovado sus contratos en el mes de diciembre inmediato anterior.

No son los llamados empresarios voraces, neoliberales, salvajes extremos, quienes incumplen con sus obligaciones patronales, en este caso, se trata del mismo gobierno que está obligado a cumplir y a hacer cumplir la ley.

Recordemos que estos empleados son en su gran mayoría jóvenes con estudios superiores, preparados, que trabajan en dependencias de gobierno, pero sin las prestaciones de ley. Son abogados, crimonólogos, psicólogos, informáticos, con sueldos de 15 mil pesos mensuales en promedio, jóvenes, con antigüedad de unos dos años, aunque hay empleados con hasta 15 años laborando en pésimas condiciones.

Están en diversas áreas del gobierno estatal, como son C4, C3, 089, la GESI. Están por contratos asimilables a salarios, es decir, el gobierno estatal no actúa como patrón solidario, no les dan aguinaldo, ni vacaciones, ni seguridad social, ni días festivos. Aunque los contratan como empleados con obligaciones, con horarios, horas extras, trabajo los fines de semana, turnos extensos.

Los FASP están desesperados y cada inicio de año están en la zozobra. Reclaman sus derechos, piden ser escuchados y no quieren llegar a un paro laboral, pero ante la falta de respuesta, tampoco lo descartan. No cuentan con servicios médicos, y pese a la pandemia no les han brindado los cuidados de salud adecuados, los tienen trabajando junto con compañeros que tuvieron covid-19, sin darles protección. Señalan que regresaron a trabajar los de confianza, junto con ellos, a excepción de los sindicalizados, quienes, dicho sea de paso, reciben todas las prestaciones sociales, se quejan los indignados trabajadores.

El rosario de irregularidades en las que están los FASP es amplio: no cuentan con bonos, ni prestaciones, aparte de que les descuentan 2 mil pesos al mes y pese a eso no tienen servicios médicos, ni seguros de vida. Sin lugar a dudas, es anticonstitucional que estos más de 70 trabajadores laboren sin prestaciones, sin todo lo que debería tener un empleado para desarrollarse en un entorno de seguridad, porque con sus salarios mensuales promedio de 15 mil pesos, no hay capacidad para resolver sus necesidades básicas y las de sus familias. Para este tipo de profesionistas el trato que reciben, por parte de las autoridades estatales, es injusto.

Pero como apenas inician sus carreras, para muchos de ellos las oportunidades escasean y en ocasiones están obligados a soportar este tipo de trato. Y los que tienen mayor antigüedad, pues es complicado obtener un nuevo empleo. Es decir, el gobierno estatal desde hace mucho tiempo, varias administraciones desde panistas hasta la actual de Morena, comete las mismas injusticias laborales que tanto critican y hasta sancionan si lo hace la Iniciativa Privada. La verdad sea dicha.

* La autora es directora del portal MF Noticias Mexicali

Más sobre este tema

Comentarios