Columnas FINANZAS PERSONALES

Lo que significa merecer

Ya hemos hablado acerca de la importancia de gestionar el dinero que llega a nuestras manos y acerca de la importancia de no comprar cosas a crédito. En otras palabras nunca financie algo que se devalúa.

Por Olivia Prado

Ya hemos hablado acerca de la importancia de gestionar el dinero que llega a nuestras manos y acerca de la importancia de no comprar cosas a crédito. En otras palabras nunca financie algo que se devalúa. Si siguieran este consejo la mayoría de las personas se ahorrarán una gran cantidad de preocupaciones y se mantendrían en una situación económica mucho mejor. El problema es que las personas muy a menudo quieren motos de agua, barcos, motocicletas, remolques, juegos electrónicos, sistemas de entrenamiento, televisiones más grandes, piscinas, viajes y otras cosas que no se revalorizan.
Seguramente la siguiente frase le suena familiar cuando escuchan - que no pueden comprar esas cosas si quieren ser solventes- responden: Pero he trabajado tan duro, lo merezco. Este es un claro malentendido de lo que significa merecer algo. La verdad es que, si lo mereciera, tendría el dinero para eso.
En otras palabras, si gano el dinero para eso, se lo merece. Si no es así, entonces no. Si lo compra a crédito, entonces aún no se ha ganado el dinero para eso, y no se lo merece. Podría merecerlo el mes o año que viene, pero no ahora mismo. Solo compre cosas cuando en realidad las merezca, lo que significa que se ha ganado el dinero, no tiene deudas, ya se ha pagado a usted primero y tiene el dinero en la mano: aquellos que gastan más que sus propios medios no son solventes. Para serlo tiene que redefinir la forma en que ve al mundo, evaluar su estilo de vida y los criterios que rigen sus decisiones, casi todas las personas exitosas a nivel económico tuvieron que decir no muchas veces, si quiere ser exitoso económicamente y alcanzar la visión de su vida siga ese ejemplo.
Respecto a la adquisición de una casa; mi recomendación es vivir en una casa que realmente pueda pagar y que le permita ahorrar mucho, aumentar sus recursos, desarrollar su negocio y crear una verdadera riqueza. Luego, cuando tenga el dinero, puede vender la casa y comprar una más grande.
Si no es solvente y tiene un montón de juguetes, significa que en realidad no los merece y está usando el dinero que tomó prestado o sus ahorros en las cosas equivocadas.
Si ya ha pagado todas sus deudas, siga las pautas de ahorro mencionadas en los principios anteriores y, si tiene el efectivo, puede comprar algunos juguetes y mantener la solvencia. Algunos de estos consejos los puede seguir en el libro de Solvencia Financiera, el cual utilizó como base de mis seminarios en Solvencia Económica.
Conviértase en un lector de transformación es decir lo que lea aplíquelo a su vida, solo así el crecimiento llegará. Lo invito a enviarme sus comentarios y temas que le gustaría leer en esta columna, en tanto continúe educándose y crezca con su dinero.

* La autora es coach financiero.

Comentarios