No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

La pandemia y su impacto en la comunicación humana

De las reflexiones que les invito a hacer en esta ocasión, amables lectores, es la acelerada transformación en la comunicación humana que la pandemia ha provocado en la mayoría de los países del mundo, ya sea a nivel interpersonal, grupal y/o en el uso de los medios de comunicación masiva, tanto los impresos, como electrónicos y digitales. Y eso en apenas unos pocos meses.

Por Manuel Ortiz

De las reflexiones que les invito a hacer en esta ocasión, amables lectores, es la acelerada transformación en la comunicación humana que la pandemia ha provocado en la mayoría de los países del mundo, ya sea a nivel interpersonal, grupal y/o en el uso de los medios de comunicación masiva, tanto los impresos, como electrónicos y digitales. Y eso en apenas unos pocos meses. Algo increíble, si pensamos que en tan poco tiempo el Covid-19 alteró significativamente la comunicación humana, cuando por ejemplo la llegada del cine, la radio, la televisión o el Internet al entorno social o personal, les llevó a estos medios décadas o años el poder cambiar la forma de comunicarse de los seres humanos.  Ciertamente este proceso de comunicación, no sólo afecta las relaciones sociales, económicas, culturales y las políticas. Nos informamos de forma diferente y más vertiginosa, gracias a los medios de comunicación electrónicos y digitales, aunque no siempre más veraz. El contacto humano, ha pasado de ser masivo a pequeños grupos o interpersonal por razones de seguridad sanitaria.

Incluso el confinamiento que se ha recomendado en muchos países incluyendo a México, ha estimulado la comunicación interpersonal, pero también ha ocasionado momentos de aburrimiento, cansancio y hasta violencia intrafamiliar. Y todo porque el ser humano es un ser sociable por naturaleza, por lo menos esa ha sido la costumbre del ser humano, desde que dejó de ser nómada y volverse gregario. En estos días de cuarentena, una de las formas más comunes de comunicarse es mediante el uso de las redes sociodigitales para enviar mensajes o simplemente estar informados. También se ha popularizado, para quienes tienen acceso a Internet, el uso de plataformas que permiten las videollamadas o videoconferencias, con lo cual las distancias se han reducido a nada, pues se puede, mediante estos dispositivos digitales, prácticamente entrar en contacto con cualquier persona, en cualquier parte del mundo y generar en instantes una conversación informal. Por otra parte, para el mundo de los negocios, la cultura o el entretenimiento se han multiplicado las formas de interactuar, gracias al Internet. Se popularizan las transacciones bancarias sin necesidad de ir a los bancos. Hay conciertos o conferencias en la web que se transmiten en tiempo real o después se acceden en ellas, pues están guardadas en una plataforma. Y qué decir del ocio, miles de videojuegos son usados por videojugadores de todas las edades, ya que es una de las actividades favoritas en estos momentos de confinamiento. La educación de cualquier nivel, va a cambiar de su formato de clase presencial a mixtas o totalmente en línea, sin abandonar la presencial, pero sí favoreciendo más las opciones digitales.

No es que todo esto no ocurriera, sino que la pandemia, aceleró estos procesos de comunicación humana y transformó el hábitat del hombre de forma vertiginosa, para el cual no estábamos preparados aún. Seguramente las siguientes generaciones convivirán con estas enfermedades y vivirán, socializarán y se comunicarán de forma diferente como lo hacemos actualmente. ¿Usted qué opina?

* El autor es coordinador del Observatorio Global Mediático-UABC.

Comentarios