Columnas

La ideología del caos

Cuando un bebé nace, ¿ Qué se pregunta? ¿Es niño o niña? La respuesta es de acuerdo a su biología. 

Por Anita B. de Ochoa

Cuando un bebé nace, ¿ Qué se pregunta? ¿Es niño o niña? La respuesta es de acuerdo a su biología. Pues resulta que esto no es lo que decide el sexo, según la falsa Ideología de Género, hoy de moda en muchos países, que como imposición ha llegado al nuestro con recursos y poder inimaginables.

Esta ideología, es un conjunto de ideas anti-científicas, que con propósitos políticos autoritarios, desarraigan de la sexualidad humana su naturaleza. No se es hombre o mujer de acuerdo a su genitalidad, sino lo que cada uno decida ser y no aceptarlo es discriminación, lo que legalmente merece cárcel.

Esta aberración, carente de sentido común y falsa, se nos está imponiendo por todos los medios: Leyes, programas televisivos, películas, revistas, escuelas, libros de texto….

Agustín Laje, argentino estudioso de ésta ideología, conferencista del Simposio llevado a cabo, en ésta y otras ciudades del país, nos alertó de la perversidad y los peligros de ésta ideología. Su base ideológica es: Hemos sido construidos sexualmente por nuestro entorno y estamos llamados a de construirnos.

Esto en la práctica es: Cada persona es, al margen de su biología, lo que se percibe ser. Ejemplos: En Argentina la edad para jubilarse es: Las mujeres 60 años y los hombres 65. Juan de 60, no quiso trabajar más. Para jubilarse, dijo no percibirse como hombre, sino como mujer: Juana. Como mujer, tramita su jubilación y la logra. ¿ Cosa de locos? Si, pero siendo legal esta ideología, aunque lo sea, procede.

En Canadá, un hombre casado de 52 años con hijos , un día decide ser una niña de 6 años. Así lo hace saber a las autoridades correspondientes. Consecuentemente es llevado a un lugar para ser adoptado como niña. ( lo peinan con dos colitas y moños) Lo increíble es que ¡hubo quien lo adoptara! Una familia con una hija de la misma edad que pedía tener una hermanita para jugar, lo adoptó. La foto del viejo con vestido y moños jugando con la niña es ridícula… pero legal.

El caos que genera ésta ideología es una desgracia para toda la sociedad. Los pequeños son adoctrinados desde el jardín. Aunque sus padres les digan ser niños o niñas, ellos pueden ser lo que quieran. Obligan a niños vestirse de niña, desfilar y actuar como niña. A las niñas lo contrario. Esto les causa mucha confusión, teniendo que decidir que quieren ser, niño o niña. A temprana edad, tienen derecho, sin el consentimiento de sus padres, a ser operados, y a tratamientos hormonales. El argumento es evitar que más niñas salgan embarazadas. ¿Cómo no van a resultar embarazos, si la llamada “educación integral” no incluye educar su voluntad para que sepan decir NO, cuando no exista respeto a su dignidad como personas?

Padres de familia: Despierten, esta ideología perversa, afectara, a nuestros hijos, y  futuras generaciones, no podemos permitirlo. ¡Unámonos! hoy como nunca, la participación ciudadana hará la diferencia.

¡Mujer Mexicana forja tu Patria!

* La autora es Consejera Familiar.

Comentarios