No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

La herencia para Marina del Pilar

Todos heredamos algo de nuestros antecesores. Algunos heredamos dinero. Otros heredamos deudas.

Por Gustavo Macalpin

Todos heredamos algo de nuestros antecesores. Algunos heredamos dinero. Otros heredamos deudas. Algunos heredamos rasgos físicos. Otros heredamos enfermedades. Al final, todos recibimos una herencia.

Los gobernantes salientes también dejan una herencia para los gobernantes entrantes. Luis Echeverría a José López Portillo. López Portillo a Miguel de la Madrid. De la Madrid a Carlos Salinas de Gortari. Y un largo etcétera. 

En su libro “La herencia: Arqueología de la sucesión presidencial en México”, el académico, y ex canciller mexicano, Jorge G. Castañeda, entrevista a los mencionados cuatro ex presidentes de nuestro país, los cuales ofrecen su versión de las sucesiones en las que participaron. 

Por obvias razones, la herencia política es sumamente importante. El desempeño de un gobernante forzosamente se verá afectado, para bien o para mal, según lo que reciba de su antecesor. 

Los presidentes municipales también dejan una herencia al concluir su administración, la cual termina dictando a los alcaldes entrantes, en mayor o menor medida, el margen de maniobra que tendrán a lo largo de su periodo gubernamental.

Desde que estaba en campaña, Gustavo Sánchez Vásquez basó su discurso político en resaltar su perfil como fiscalista, y, por ende, en su capacidad para solucionar el grave problema de la tesorería municipal en Mexicali.

A lo largo del último trienio, hemos escuchado al actual alcalde hablar acerca del trabajo que ha realizado en materia económica. Una y otra vez, Sánchez Vásquez ha comentado que nuestro municipio ya no tiene los números rojos de hace algunos años; y, sin llegar al grado de presumir nuestra situación financiera, el alcalde resalta que, por lo menos, hoy la casa está en orden.  

Resulta imposible que el presidente municipal panista entregue un municipio perfecto, no porque necesariamente él haya hecho una mala labor financiera, sino por la deuda histórica que el Ayuntamiento de Mexicali viene arrastrando desde hace muchos años. 

Sánchez Vásquez quizá entregue un municipio con mejores números que hace tres años, pero muy lejos de poder considerarse un Ayuntamiento con un destacado desempeño financiero.   
Marina del Pilar tomará posesión del Ayuntamiento de Mexicali en tres meses. Es decir, en poco tiempo recibirá la famosa herencia por parte de Gustavo Sánchez Vásquez.

Los últimos presidentes municipales (Pérez Tejada, Díaz Ochoa, Sánchez Vásquez) han criticado fuertemente a sus antecesores por la terrible situación financiera que encontraron al recibir el Ayuntamiento de Mexicali.

El futuro gobierno de Marina del Pilar, la primera administración de una mujer que haya ganado el voto popular en la historia de Mexicali, dependerá, en gran medida, de si realmente le están dejando un Ayuntamiento estable o un municipio que continúa en terapia intensiva. 

¿Qué tipo de herencia recibirá Marina del Pilar?




* El autor es abogado y conductor de televisión.

Comentarios