No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

La elección vs Covid-19

Mientras cientos de personas mueren a diario por el Covid-19, también leemos y escuchamos la cantidad de hombres, mujeres y niños que son víctimas del Crimen Organizado a lo largo y ancho del país

Por Cosme Collignon

Mientras cientos de personas mueren a diario por el Covid-19, también leemos y escuchamos la cantidad de hombres, mujeres y niños que son víctimas del Crimen Organizado a lo largo y ancho del país. Si esto fuera poco, al secretario de seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, lo atacaron sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación por un grupo muy bien armado.

Todos los días en Baja California siguen asesinando a personas y el gobernador Jaime Bonilla Valdez no quiere reconocer su fracaso, pero si manda pintar el acueducto para darle satisfacción al presidente Andrés Manuel López Obrador, desconociendo la NOM-028-STPS-1994 que en su punto 6.3 dice que el color azul es auxiliar para identificar agua potable. Creo que el recién nombrado Secretario del Agua (el título es otro pero me permito resumirlo), Salomón Faz Apodaca obedeció órdenes de Bonilla y lo pintó color beige: “con un color amigable con el medio ambiente a base de poliuretano, mismo que es resistente a la intemperie, abrasión y sustancias químicas, esto con la intensión de disminuir la contaminación visual en la zona desértica de Baja California”. ¿Y la Norma Oficial Mexicana? Al cuerno.

Nomás recordemos que cuando recién había tomado posesión la nueva administración estatal, pintaron la rampa para discapacitados en el Centro de Gobierno de Mexicali color guinda, otra vez desconociendo los protocolos internacionales para indicar estacionamientos, rampas y áreas para estas personas. Tuvieron que volver a pintar de azul. Lo mismo había pasado con la administración municipal de Mexicali cuyo presidente, entonces, era Samuel Ramos Flores, habían pintado los estacionamientos para discapacitados de color rojo, “porque era el color de los panistas”, también tuvieron que repintarlos de azul.

Por otro lado, ya se habla de precandidatos a la gubernatura, se hacen encuestas y se determinan los nombres de los posibles participantes de la carrera por la gubernatura, alcaldías y uno que otro levanta la mano para ser diputado, competencia, esta, desigual porque los que están en el Congreso van a querer seguir cobrando como diputados.

Se quiso reducir el periodo del próximo gobernador a tres años, pero fuego amigo impidió tal ilusión, por cierto le mando un saludo a la diputada Montserrat Caballero, quien estaba sonriente toda la sesión, hasta que vino la votación y le dieron palo a su iniciativa, su rostro se transformó. Ya vendrán más iniciativas diputada, arriba el ánimo, en esta aberración perdió.

Ahora dicen los politólogos que el gobernador Jaime Bonilla va a renunciar a la  gubernatura para lanzarse como candidato alcalde de Tijuana, cuando me lo comentaron les dije que siempre había sabido de políticos que saltaban como chapulines de la alcaldía a la gubernatura, pero no al revés. Será un caso extraordinario, puede ser, nada le impide, ¿por ello será la persecución del Teniente Coronel, Julián Leyzaola Pérez para que no le haga sombra?

Decía mi amigo Víctor Martínez Ceniceros que hay grandes posibilidades de que una mujer nos gobierne en el Estado, mencionaba a Marina del Pilar Ávila Olmeda, hoy alcaldesa de Mexicali, las senadoras Gina Cruz Blackledge del PAN y Alejandra León del PT. Ellas contra Mario Escobedo (si libra las denuncias); Arturo González Cruz, alcalde de Tijuana; Amador Rodríguez Lozano, secretario general de gobierno; Jesús Alejandro Ruíz Uribe, super delegado federal, todos ellos por Morena. Se menciona a Jorge Hank Rhon, pero él todavía no se define porque lo persigue la Cespt. Lo primero es la salud de los bajacalifornianos no la carrera por la gubernatura.

* El autor es periodista independiente.

Comentarios