Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

VIH/SIDA

Salud Mexicali

Ayuntamiento de Mexicali

Autos chocolate

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Fibonacci

Por Jaime Navarro

Uno de los libros de Matemáticas más importantes del siglo XIII en Europa es Líber Abaci, escrito por Leonardo Pisano, mejor conocido como Fibonacci entre los matemáticos y científicos. Fibonacci nació en 1170 en Pisa y murió en 1250.

Comenzó su instrucción matemática en Bugía, en el territorio perteneciente al imperio occidental musulmán. Posteriormente continuó sus estudios en lugares como Egipto, Siria, Provenza y Bizancio. De los científicos árabes fue que aprendió los números hindúes, el sistema posicional y los algoritmos para las operaciones aritméticas.

Fue entonces que observó claramente las ventajas de las nuevas matemáticas y se decidió a escribir su obra enciclopédica, Líber Abaci, con el propósito de difundir en Italia lo que en esa época era considerado como la mejor matemática del mundo.

Antes de que estos conocimientos llegaran a Europa los cálculos se realizaban con el ábaco, y las respuestas se escribían con números romanos, lo cual dificultaba mucho los procedimientos. Por eso, el sistema posicional escrito y los nuevos métodos para efectuar las operaciones aritméticas tuvieron pronto gran aceptación.

Sin embargo, los procedimientos escritos de cálculo, álgebra y matemáticas prácticas continuaron llamándose ábaco, por costumbre, en la Edad Media. Así, una persona que calculaba con números hindúes sin utilizar el ábaco era un maestro D’abbaco.

Por esta razón fue que Fibonacci tituló a su libro: Líber Abaci (libre de ábaco) Uno de los ejemplos de problemas descritos en su libro es este: “Cierto hombre puso un par de conejos en un lugar rodeado por todos lados por una pared. ¿Cuántos pares de conejos se pueden producir a partir de ese par en un año si se supone que cada mes cada par engendra un nuevo par?” De hecho, cuando se usaba el sistema de números romanos, generalmente se requería un ábaco.

Fue este problema lo que llevó a Fibonacci a la introducción de la Sucesión o serie de Fibonacci, que es principalmente por lo que sigue siendo famoso hasta el día de hoy. La secuencia es 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55… Esta secuencia muestra que cada número es la suma de los dos números anteriores. Es una secuencia que se ve y se usa en muchas áreas diferentes de las matemáticas y las ciencias de hoy.

La secuencia es un ejemplo de una secuencia recursiva. La secuencia de Fibonacci define la curvatura de las espirales naturales, como las conchas de caracol e incluso el patrón de semillas en las plantas con flores. Fibonacci fue autor de otros libros sobre temas matemáticos que van desde la geometría hasta la cuadratura de números (multiplicando los números por sí mismos).

Fibonacci murió en 1250 en Pisa. Fibonacci es famoso por sus contribuciones a la teoría de números. En su libro, “Líber Abaci”, introdujo el sistema decimal de valor posicional hindú-árabe y el uso de números arábigos en Europa. Introdujo la barra que se usa para fracciones hoy y la notación de raíz cuadrada también es un método de Fibonacci.

Recientemente y bajo la premisa de que primero la honestidad y después la capacidad, en los resultados de la prueba PISA, obtuvimos el último lugar en lectura, matemáticas y ciencias de los países miembros de la OCDE, los maestros que lograron conquistas sindicales y convencieron a nuestros diputados para que ya no se les evalué, lograron su cometido, tener un pueblo mayormente ignorante en las próximas décadas, esos estudiantes no sabrán de Arquímedes, Herón, Eratóstenes y mucho menos de Fibonacci, Einstein, Nobel o Pasteur.

Comentarios