Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Dólar

Navidad

Clima Mexicali

Águilas de Mexicali

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

El análisis del informe de AMLO

Bien aplica en este caso el dicho que expresa que “nada es cierto ni es mentira, sino que depende del cristal con que se mira”.

Por Alfredo Alvarez

Bien aplica en este caso el dicho que expresa que “nada es cierto ni es mentira, sino que depende del cristal con que se mira”. Me refiero al Tercer Informe -oficial, porque van muchos más- de Gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Pocas figuras políticas en el país han causado tanta polarización de las opiniones como el caso del político tabasqueño, que luego de tres intentos logró convertirse en titular del Poder Ejecutivo Federal, la máxima silla de responsabilidad política en México.

Hay quienes ven a López Obrador como la reivindicación de la honestidad y la moral tras décadas del periodo neoliberal, y sin lugar a dudas sí significó un verdadero golpe y representa un auténtico huracán para la vieja clase política mexicana, aquel bipartidismo que gobernó al país por años. Pero es precisamente la actitud y las formas del presidente las que generan esa animadversión.

Analicemos el informe: el presidente de México destacó el avance de los programas sociales que cada vez llegan a más hogares, que reciben -salvo excepciones por cuestiones administrativas- recurso público que durante años fue negado por parte de la clase política imperante, especialmente la que López Obrador apunta como la gobernante entre 1988 -cuando el fraude a Cuauhtémoc Cárdenas- y 2018 -cuando él llegó a la Presidencia de México- lo cual le mantiene la simpatía de miles de mexicanos.

Otro punto clave por el cual los mexicanos aprecian su gestión es justamente el ahorro y la austeridad luego del despilfarro de las últimas décadas, ya que dice señala haber logrado ahorros en su gestión por un billón 400 mil millones de pesos, además de que la recaudación federal ha aumentado a pesar de la pandemia. Ahí plantearemos el primer punto de vista encontrado, ya que, si bien eso ha servido para fortalecer los programas sociales, hay empresas -que generan riqueza- que se quejan de una persecución fiscal de parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Una vez más, nos encontramos frente al debate de forma contra fondo, y la situación se complica entre los especialistas si nos apegamos a esta famosa máxima: “en política, la forma es fondo”.

Pero no es todo miel sobre hojuelas cuando nos paramos a la mitad del sexenio, ya que la consulta política SPIN analizó -con metodología científica- el Informe de López Obrador encontrando que hubo 88 afirmaciones falsas o no comprobables durante la emisión del Informe del Gobierno.

La situación de inseguridad arrecia en el país, la economía enfrenta las consecuencias de una pandemia y para mucho se corre el riesgo de una regresión democrática que afecta las libertades individuales, principalmente ante una inminente militarización de las calles mexicanas, la situación tiene diversas aristas y puntos de vista.

Quienes se centran en los males del pasado ven a AMLO como la figura que dio una vuelta de tuerca para transformar el país, pero quienes tratan de ver las cuestiones desde una perspectiva general perciben inconsistencias claras en el discurso oficial. Volviendo a la máxima inicial, todo depende del cristal con que lo mires.

*- El autor es periodista con 25 años de carrera, ha encabezado noticieros en la televisión internacional; ganó el premio Nacional de Periodismo y ha sido académico, además dirige la página www.alfredoalvarez.mx.

Comentarios