No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Divide y vencerás

Pareciera que ésta frase de Maquiavelo,  es uno de los objetivos principales de López Obrador respecto a los mexicanos: dividirnos, hacer que estemos unos contra otros, en un momento crucial para nuestro país, en el que como nunca, estar unidos es muy importante.  
 

Por Anita B. de Ochoa

Pareciera que ésta frase de Maquiavelo,  es uno de los objetivos principales de López Obrador respecto a los mexicanos: dividirnos, hacer que estemos unos contra otros, en un momento crucial para nuestro país, en el que como nunca, estar unidos es muy importante.  
¿Cómo lo ha hecho? Con insultos y descalificaciones. Desde el inicio de su gobierno, se ha dedicado a usar una serie de calificativos denigrantes a cualquiera que le cuestione sus datos, o le demuestre con hechos que está equivocado, entonces, lejos de entablar un diálogo constructivo en base a encontrar la verdad, responde con insultos, etiqueta a quienes lo encaran, los califica como prensa chayotera, fifís, conservadores, farsantes, corruptos, oportunistas, payasos, fresas y un largo etcétera. Esta actitud, carente de todo respeto a cualquier mexicano, es aplaudida  por sus seguidores, que no se dan cuenta, de las consecuencias negativas que ésta actitud traerá a nuestro país, cada vez más dividido y en ocasiones  enfrentado, dentro de las familias. Conozco familias que a raíz del arribo de AMLO al poder, dejaron de hablarse, amigos y compañeros de toda la vida distanciados por este motivo. ¿Cómo puede ser posible esto?
Un país dividido es un país débil, de aquí la frase llena de sabiduría: “La unión hace la fuerza”. Veamos el ejemplo de Venezuela: Hugo Chávez, igual que AMLO, solía frecuentemente a dar sus largos discursos llenos de odio, culpando a sus antecesores, y dividiendo la sociedad, creando enemigos ficticios, “Todo aquel que no piensa como nosotros, es nuestro enemigo.” Provocar la división en los países socialistas es el primer paso. Le sigue el  convencimiento de que quien no esté con el gobierno es un enemigo. Una vez logrado, se da el paso a la denuncia, y de ahí a la violencia y al caos.
Recuerdo una grabación en la cual una venezolana, con lágrimas en los ojos le decía a un soldado de la guardia venezolana que los apuntaba con su arma y golpeaba a gente que se manifestaba pacíficamente y sin armas, en contra del régimen de Maduro, entre ellos mujeres y niños. Ella lo increpaba diciendo: ¿Qué no somos hermanos? ¿Cómo puedes tu atacarnos si somos como tú, aquí nacimos, ésta es nuestra Patria, aquí viven tus padres, aquí crecen tus hijos…¿ Con qué cara puedes verlos a los ojos si masacras a tu misma sangre?
Hoy como nunca, los mexicanos necesitamos unirnos, defender nuestro país, ningún gobernante vale más que nuestro querido México. Dejemos de estar ciegos, dejemos la apatía y la indiferencia, salgamos de nuestra zona de confort, quitémonos la venda de los ojos para ver con claridad lo que está pasando, cómo avanza a pasos agigantados la división y el odio entre nosotros.
Antes que cualquier gobernante, están nuestros ideales patrióticos, México nos necesita, unámonos, hagamos vida las palabras de nuestro bellísimo Himno Nacional:
“Más si osare un extraño enemigo, profanar con su planta tu suelo, piensa oh Patria querida que el cielo, un soldado en cada hijo te dio”
¡Mujer mexicana forja tu Patria!

* La autora es consejera familiar.

 

Comentarios