No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

 Desequilibrios en la red del Internet en México

Ciertamente el arribo de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en los ámbitos del comercio, la economía, las finanzas, la política, la cultura, la educación y la vida cotidiana han impulsado una fuerte y continua transformación de las actividades de todo tipo, particularmente para quienes habitamos en las ciudades.

Por Manuel Ortiz

Ciertamente el arribo de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en los ámbitos del comercio, la economía, las finanzas, la política, la cultura, la educación y la vida cotidiana han impulsado una fuerte y continua transformación de las actividades de todo tipo, particularmente para quienes habitamos en las ciudades. Pero no todo es albricias. La reciente Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de Información de los Hogares (ENDUTIH) del 2019, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestra los rasgos más característicos del crecimiento de la conectividad en el país, lo cual ha sido explosiva en la última década, pues el 70.1% de la población de seis años o más accede a la red de Internet. Lo anterior representa poco más de 80 millones de personas y equivale a un aumento de 4.3% en comparación con los datos de las personas conectadas en el 2018 https://digitalpolicylaw.com/mas-de-80-millones-de-personas-usan-internet-en-mexico-pero-52-de-la-poblacion-rural-aun-esta-desconectada/).

De esta cantidad de personas, según el INEGI, hay 86.5 millones de usuarios de teléfonos celulares, con lo cual este dispositivo ha superado con creces a las computadoras fijas y nueve de cada diez usuarios disponen de un teléfono inteligente (Smartphone). Dicho dato indica que estos aparatos, cuyo costo es mayor, están en boga pues permiten realizar muchas actividades de casi cualquier tipo desde estos equipos solo con tener acceso a Internet. Al contrario, la computadora en el hogar decreció su adquisición, pues la ENDUTIH 2019, indica que hubo una reducción del 2015 al 2019 de 0,6%. A propósito de los temas de género, el INEGI señala que de los 80 millones de usuarios de internet, el 51.6% son mujeres y 48,4% son hombres. Ahora bien, un dato que para nada es halagador y que se suma a las condiciones de desequilibrio en México en este rubro, es que de la cantidad de usuarios antes referida, el 47,7% son cibernautas pertenecen a zonas rurales, a diferencia del 76,6 por ciento que se ubican en zonas urbanas y por supuesto que cuentan con las mayores facilidades de acceso al Internet y del uso de diferentes aparatos, ya sean computadoras fijas, tabletas o teléfonos celulares. Este dato, a pesar de las cifras alegres del crecimiento de los usuarios del Internet en México, a mi juicio, representa continuar con una brecha digital que dificulta o hace más lento el posible desarrollo de los habitantes de las zonas rurales y con ello, impide que los beneficios que trae aparejado el acceder al conocimiento por la vía del Internet sean nulos o en el mejor de los casos limitados. Por ejemplo, en las escuelas primarias o secundarias de las zonas rurales, los escolares se encuentran en franca desventaja para ampliar sus conocimientos de cualquier ciencia, ya que si bien los libros son una de las herramientas básicas, el Internet hoy ofrece la actualización del conocimiento de manera más amplia y diversificada. Este dato que ofrece la ENDUTIH 2019 representa un gran reto para el actual gobierno tanto federal como estatal. ¿Usted qué opina?

*- El autor es coordinador del Observatorio Global Mediático-UABC.

Comentarios