Tendencias

COVID-19

Clima Mexicali

Incendio en Mexicali

Accidente Automovilístico

Cerveza Artesanal

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

De las carreteras

  Nostálgicos recuerdos aquella carreterita de los sesenta por la que era imposible evitarla, al visitar La Rumorosa, incluso, solo para ir a cenar o comer por las tardes noche en el restaurantito El Emporio, ubicado en el centro de aquel poblado.

Por Ruben García Benavides

Nostálgicos recuerdos aquella carreterita de los sesenta por la que era imposible evitarla, al visitar La Rumorosa, incluso, solo para ir a cenar o comer por las tardes noche en el restaurantito El Emporio, ubicado en el centro de aquel poblado.

Carretera tercermundista, angosta, desesperante en la que solo subir la sierra se hacía una hora veinte minutos. Por un solo carril de ascenso o descenso, autos, camiones y trocas resultaban desesperantes en aquella angosta vía. A la vez, por su lentitud el avance rápido de los automóviles resultaba imposible. Hoy, ese ascenso se logra en 18 minutos. Gracias naturalmente a la moderna autopista construida por los “malosos” neoliberales; cien mil veces mencionados por nuestro presidente en sus mañaneras. Resulta obvio, naturalmente, la persistencia de la cantaleta, para abonar ante el pueblo bueno, sabio, las razones de nuestro mandatario.

“Los del pasado solo se dedicaban a robar; no hicieron nada” Letanía permanente de los políticos de Morena.

El viernes pasado reciente, a fin de sacudirnos un tanto este calorón, parte de mi familia y yo, nos fuimos a Ensenada. Conducimos por la “vieja” y descuidada carretera, Tecate Ensenad. Varios lustros hacia que yo no manejaba por esta carretera. Ayer, en los ochenta, esta vialidad era un martirio. Muy angosta, descuidada y peligrosa, ciertamente. Sorteando colinas y cerros; algunos muy altos, antes de ir llegando al Valle de Guadalupe; su trayectoria era realmente, innecesaria: Es decir, en su trazo original pudo haber evitado su ascenso y descenso de colinas altas y, en cambio, haber sido trazada con el rasgo de carretera moderna, evitando estos defectos a que hago alusión. Hoy; el viernes citado me llevé la sorpresa: una vialidad súper moderna. Totalmente modificado su trazado De las carreteras inicial y renovada toda su carpeta, incluyendo señalamientos y líneas que van marcando al conductor lo que debe ser su trayectoria. Y lo más importante: cerros y colinas fueron abiertos, devanados para dar margen a la nueva carretera. Nueva de hecho en muchos segmentos de su trazo que fueron modificados. ¿Y esta novedad?, -le pregunté a una de mis hijas que iba manejando-. Con el pretexto de la “Ruta del vino”, el presidente Peña Nieto, realizó todos estos cambios. Son nuevos, recientes. Mi sorpresa por esta carretera súper cuidada y renovada me resultó muy gata.

No puedo evitar mi comentario complementario: -Razonaba yo a medida que avanzábamos: “No que los neoliberales no hacían nada y solo se dedicaban a robar”- Cantaleta frecuente de Marina del Pilar, hoy gobernadora de Baja California. Y, lo decía permanentemente por que el presidente Obrador eso repetía en sus mañaneras. ¿Te das cuenta…? Tengo un enorme deseo de que Marina del Pilar esté gobernando, de muestras de voz propia; de no ser solo una copia de los decires de nuestro presidente.

Regresamos a Mexicali por la vía Conector o bulevar 2000, o algo así, que va desde el sur de Rosarito hasta la última caseta de cobro en la autopista Mexicali Tijuana.

Deprimente espectáculo. Esta autopista realizada toda en el gobierno panista de Eugenio Elorduy; el “maloso”; el que solo se dedicó a robar, según Marina del Pilar y cientos de seguidores de Obrador, sus émulos. Es sin duda una enorme obra carretera. Devanó decenas de cerros habidos entre la autopista Tijuana Ensenada y Rosarito a la caseta citada, a fin de lograr una vía con muy pocas curvas; el desgaje de los cerros debió ser costosísimo. Unos 35 kilómetros o más de carretera son fundamentales para permitir el tráfico rápido o, a la vez, evitar el complicado tráfico de Tijuana.

Una lástima: Este bulevar se encuentra en pleno abandono y convertido en un muladar. El gobierno de Rosarito ni el de Tijuana son totalmente indiferentes, irresponsables, indolentes. Que viva Morena, pues. también la 4T. Y los conductores por esta carretera, totalmente broncos, arrojando basura con -perdón, como marranada. Es todo.

*- El autor es Profesor Emérito, UABC, por la Facultad de Arquitectura. Creador Emérito, ICBC. Artista plástico.

Comentarios