Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

ÓMICRON

Regreso a Clases

Contaminación

Vacuna

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Covid 19

Esta columna se la quiero dedicar a un compañero de página, Rafael Liceaga quien falleciera el pasado domingo a consecuencia del Covid 19.

Por Cosme Collignon

Esta columna se la quiero dedicar a un compañero de página, Rafael Liceaga quien falleciera el pasado domingo a consecuencia del Covid 19. Mi más sentido pésame para su familia y amigos. Nunca fuimos amigos, lo leía y sentía que éramos amigos, pero cruzamos palabras en dos ocasiones durante el aniversario del diario Frontera, cuando nos invitaban y nos entregaban un reconocimiento por ser parte de la planta de columnistas.

El pasado jueves celebré mi cumpleaños, encerrado en mi habitación a consecuencia de que tenía Covid 19, pero resulté asintomático, lo cual significa que no cuento con malestar alguno, no tuve dolor de cabeza, ni fiebre, ni perdí olfato o gusto, no tuve problemas de falta de oxígeno, pero resulté positivo en el examen.

Miles de personas han muerto por el Covid 19, están cayendo jóvenes, adolescentes hasta niños, pero sigo viendo a cientos de personas que no se ponen adecuadamente el cubreboca, lo traen en la papada, dejando descubierta la nariz. Pero también vemos a personas amontonadas buscando les hagan la prueba y reflejan la torpeza de nuestras autoridades sanitarias de todos los niveles que no han podido con la pandemia, han fracasado a pesar de los discursos del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Hay también un número considerable de personas que predican la ineficiencia de la vacuna o las vacunas, pero muchos de estos han muerto contagiados por el Sars Cov2, causándoles la muerte. Muchos de estos individuos pueden pensar lo que quieran, sobre todo aquellos que insisten que nos están utilizando como conejillos de indias al aplicarnos las vacunas, esperando ver las reacciones y sobre los resultados masivos podrán ir corrigiendo errores de laboratorio, tal vez. Lo más inverosímil, hay quienes afirman que con la vacunas nos instalan en el brazo un microchip para dominarnos, nomás eso faltaba, qué imaginación de estos tipos.

Día a día los laboratorios están trabajando en mejorar sus vacunas, incluso han sacado cápsulas para atacar al virus una vez que se convirtió en enfermedad, por cierto la Cofepris ya autorizó uno de estos medicamentos de Pfizer.

Sé que esta vida está llena de buenas intenciones y por supuesto que en cuanto a nuestros políticos mexicanos que se han visto rebasados en todo, creo que la clase política está podrida, se necesita un cambio pero no con reciclados de otros partidos, como lo vemos con Morena, que está lleno de ex priistas, ex perredistas, ex panistas, ex de todos los partidos.

La pandemia ha generado una crisis en los gobernantes para tomar decisiones correctas. Un ejemplo fue cuando Andrés Manuel López Obrador y su gobierno anunciaron el retorno a clases presenciales el 3 de enero, lo cual no ocurrió porque se dispararon los contagios en todo el país. Los y las gobernadoras de Morena anunciaron lo propio obedeciendo a ciegas el mandato de su mesías, AMLO, Marina del Pilar Ávila Olmeda, gobernadora de Baja California no fue la excepción.

El retorno lo habían prolongado hasta el 17 de enero, pero con el número de contagios en la entidad, el propio Secretario de Educación, Gerardo Solís Benavides, quien anunció la suspensión de las clases presenciales en Baja California. Por lo pronto hay que cuidarse, vacunarse, usar el cubrebocas y no exponerse. Hacen falta pruebas para detectar el Covid 19. Esta columna se la dedico Rafel Liceaga y a todos los fallecidos por Covid 19. Yo también salí positivo, pero asintomático.

*- El autor es Periodista independiente.

Comentarios