No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Comentario obligado

Me pasó en varias décadas con el Partido Revolucionario Institucional. El manoseo de los héroes que nos dieron patria fue un verdadero abuso.

Por Ruben García Benavides

Me pasó en varias décadas con el Partido Revolucionario Institucional. El manoseo de los héroes que nos dieron patria fue un verdadero abuso. Se explotó a nuestros héroes de forma desmesurada, atropellando de hecho la inocencia de los mexicanos de aquellas décadas, sobre todo masa de campesinos y obreros, e incluso burócratas incondicionales y creyentes de este discurso patriótico. Al margen, debo reconocer lo valiosos que el PRI dejó a lo largo del territorio nacional: presas, carreteras, universidades, hospitales. y crecimiento urbano como en Ciudad de México, capital de nuestro país, etc.

En algún tiempo, cuatro décadas atrás, yo escribí que era tan empalagosa la publicidad del PRI que era usual ver sus anuncios hasta en las piedras, para que también las vacas los vean. Y era realmente cierto. Las huellas del escudo del PRI quedó plasmado por décadas en cientos de rocas a través de las carreteras. Fueron aquellos años en que Mario Vargas Llosa, enorme escritor colombiano, en una de sus conferencias en México se atrevió a decirlo. “En México se vive una dictadura perfecta”, lo que causó, naturalmente en los intelectuales revolucionarios, críticas airadas al escritor. Sobre todo, los de tendencia socialista. Les cayó como anillo al dedo a todos aquellos que se autonombran de izquierda la idea de la dictadura. Un solo hombre al poder e incluso lo presumen. Un saludo cordial al diputado Mario Delgado por solo citar a uno de ellos, que por cierto estuvo en Baja California en donde mostró admiración al presidente Obrador. Se veía bastante coherente el diputado en su fe en la Cuarta transformación. Así sea. Termino puntualizando al respecto que todos los que creemos en la industrialización de México como entrega fundamental de este gobierno nos tenemos que esperar un poquito, porque, “primero los pobres”

Y bien, que la alcaldesa de Mexicali Marina del Pilar Avila Olmeda, igual que aquellos tiempos del PRI en el poder, el abuso de la publicidad de su gobierno es extremo. Mal haríamos en no reconocer la importancia de la publicidad y por lo tanto me pregunto a la vez: ¿Cuánto le cuesta al municipio esta extrema publicidad a fin de sustentar su carrera política y por lo tanto las aspiraciones de la alcaldesa? Cualquier recuerdo con el viejo PRI es pura semejanza.

Bien, bienvenida la abundante auto publicidad, (auto alabanza) de Marina del Pilar, pero yo siempre he deseado que con la misma calidad profesional de estos autoelogios, (y son por cierto bastante buenos) las cámaras de estos publicista hicieran un recorrido, en un paseo revelador, por las miles de calles tapizadas de baches. Allí hay mucha tela de donde cortar.

* El autor es artista plástico.

 

Comentarios