Columnas PALABRA POR PALABRA

Chirrión

            Si a una bisagra le falta aceite, rechina. Rechinar se define como ruido desagradable y prolongado con un sinónimo que -según yo- se acerca más a ese punzante sonido: chirriar.   

Por Miguel Ángel Lino

            Si a una bisagra le falta aceite, rechina. Rechinar se define como ruido desagradable y prolongado con un sinónimo que -según yo- se acerca más a ese punzante sonido: chirriar.        Ambos, rechinar y chirriar son verbos transitivos que también se utilizan en lenguaje figurativo para describir situaciones molestas o sorpresivas como: ¡Estoy que rechino de coraje! O ¡Ah, chirrión! Por ¡Ah, chingao!

            Chirrido proviene de chirriar y se usa cuando una cosa se fricciona con otra. Verbo muy expresivo cuando alguien que canta mal y con voz aguda emite lastimosos chirridos o chillidos. Y, aun así, sin remordimiento ni piedad se lanza a chirriar con el inmisericorde karaoke.

            Todo lo que hasta aquí he desmenuzado tiene que ver con sonidos y la forma de expresarlo gramaticalmente se conoce con el nombre de onomatopeya, que es la formación de una palabra por imitación de un sonido. Así, imitamos el balido de una oveja ¡Beee!; de una campana ¡Talán-talán! o ¡Cucurrucucú!, de una paloma al estilo de Cuco Sánchez (“millennials”, pregúntenle al abuelo).

            En un cómic de superhéroes abundan las onomatopeyas: ¡Pum! ¡Cuas! ¡Zas! Que llegaron a la televisión en los años 60 con la infame serie de Batman y Robin.

            ¡Uy, agarré monte! Regreso a chirrión que también es una cuerda corta como la que tiene un balero, juguete tradicional compuesto por tres piezas: un barrilete con un agujero en el centro del diámetro, un palo de madera para insertar en el barrilete y una cuerda que los une: el chirrión.

            Un dicho popular dice: “Se le volteó el chirrión por el palito” (albureros, abstenerse) lo que significa que algo salió al revés de lo planeado…

            ¿Se le volteará el chirrión por el palito al gobernador electo Jaime Bonilla? ¿Desaparecerán los poderes en Baja California? ¡Ay, chirriones!         

            LA PALABRA DE HOY: CHIRRIÓN

            Chirriar es la onomatopeya del sonido “chirr-chirr” de dos piezas rozándose. También, chirrión es un látigo que en la antigüedad se utilizaba para golpear a los galeotes (esclavos que remaban en los galeones). Después, sirvió para nombrar al látigo corto que usan los jinetes para azuzar a su cabalgadura.

            Así y por el movimiento que el jugador de balero hace para insertar el palito en el barrilete (cual si fuera un latigazo) a la cuerda se le llamó chirrión.

            Balero se le dice en Argentina, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay; capirucho en Guatemala y el Salvador; choca en Bolivia, emboque en Chile y “bilboquet” en Brasil y Francia

            EN EL CIBERESPACIO: EL BALERO, ¿ES DE ORIGEN MEXICANO?

            Por lo que pude investigar no está documentado a cabalidad. En cambio, existen referencias que apuntan a un origen europeo. Concretamente francés…

            En el Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México, se puede admirar un hermoso tapiz que muestra a un jugador de balero vestido a la usanza del siglo XVI, totalmente afrancesado. De ahí el nombre bilboquet derivado de “bille” / bola refiriéndose quizá a uno con forma esférica…pero aquí diré que en México se perfeccionó el balero. ¡Qué chirriones!

             

*El autor es profesor de Redacción Creativa en Cetys Universidad

Más sobre este tema

Comentarios