Tendencias
Cintilla de tendencias

Águilas de Mexicali

Violencia Mexicali

Autos Chocolate

Clima Mexicali

Covid-19

Bonilla 2 – Marina 0

Si el pleito entre Marina del Pilar Ávila Olmeda, gobernadora de Baja California y Jaime Bonilla Valdez, Senador de la República.

Por Cosme Collignon

Si el pleito entre Marina del Pilar Ávila Olmeda, gobernadora de Baja California y Jaime Bonilla Valdez, Senador de la República, fuera un partido de futbol, el marcador beneficiaría a Bonilla con un 2 a 0. El primer gol fue de Marina, intentó meter en la cárcel a Bonilla por el asunto de la planta fotovoltaica, al revisar la jugada en el Var, tras un alegato de Bonilla para que le devolvieran el fuero y su retorno al campo (el Senado), fue anulado el gol de Marina y el Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial le devolvió el fuero.

Marina por más que buscó en el reglamento de juego, no pudo revertir la decisión y hoy Bonilla tiene fuero, inclusive, esta semana acudió a la audiencia de vinculación como oyente, público, no como indiciado, burlándose de la gobernadora a la cual acusó de panista, con ello se consolida el gol bonillista.

El segundo gol, de forma marrullera, metiendo zancadillas y demás, en tribuna del Senado, Jaime Bonilla habló, no para proponer ninguna ley o apoyo económico para el estado que dice que tanto quiere, no fue para acusar a Marina del Pilar de tener acuerdos con el Cártel Jalisco Nueva Generación y que había faltado a un “acuerdo” que tenía con ellos.

Sobre todo al hablar de los sucesos del rin de semana pasado: “Lo que pasó en Baja California tuvo que haber sido un acuerdo de los cárteles y en lo particular el cartel nueva generación, de Jalisco Nueva Generación, donde le hizo un reclamo a la gobernadora en una manta inmensa, con señalamientos particulares de su nombre y apellido donde le dice que violó el acuerdo eso para mí nunca pasó en mi gobierno”. Esa manta no la pusieron esta semana, fue hace meses.

Conocemos cómo es Jaime Bonilla, su misoginia y sus desplantes de buscapleitos, pero no va solo, tiene un equipo que lo apoya y alaba, mientras Marina del Pilar a quien vimos en una entrevista televisiva el pasado lunes con una cara desencajada, por los sucesos que se vivieron en el Estado, voz temblorosa, preguntas a modo del conductor, en fin no era la Marina de los Tictoks, la Marina de los corazoncitos, no, le cayó la realidad del puesto que ocupa, Gobernadora de Baja California y lo que ello implica.

Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador estuvo en el Cuartel Morelos de la ciudad de Tijuana encabezando la reunión de seguridad, algunos esperábamos un comentario de apoyo a la gobernadora Marina del Pilar y lo obtuvo: “Me da mucho gusto estar aquí para apoyar a la Gobernadora. Marina del Pilar fue electa de manera democrática por el pueblo de Baja California y es la gobernadora legal y legítimamente constituida, pero además cuenta con nuestro apoyo y aún más, con nuestra simpatía. Entonces venimos a decirle que no está sola, que el Gobierno federal la va a apoyar siempre”.

Ahí viene el segundo gol, cuando la reportera de Frontera y La Crónica le pregunta al mandatario federal sobre la acusaciones que hizo Bonilla en el Senado, acusando a Marina del Pilar y al Fiscal estatal de tener nexos con el crimen organizado, López Obrador reiteró su afecto a Bonilla y la deuda que tiene con él por apoyarlo. “Le tengo mucho afecto a Jaime (Bonilla), el es de los precursores del movimiento por la democracia en Baja California. Cuando iniciamos él nos apoyó mucho y diría siempre, siempre nos ha apoyado y le tengo afecto y le tengo respeto”. Si pensaban que iba a criticar las palabras de Jaime Bonilla, malos pensamientos, ahí cayó el segundo gol. Sí apoya a Marina del Pilar, “Y puedo decir lo mismo de la gobernadora, ya lo dije, la considero una mujer buena, íntegra, con principios, que ha enfrentado muchas adversidades y ha actuado con aplomo, con rectitud y el presidente de México la apoya y todo el gobierno, que no haya duda”. Bonilla libre, con fuero y un gran cuate el Palacio Nacional; Marina del Pilar sin la detención de Bonilla ni la reprensión del Presidente a su adversario.

*El autor es Periodista independiente.

Comentarios