No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Batea de babas… 

Durante la anterior legislatura fueron veintiún diputados que aprobaron la derogación del octavo transitorio del decreto 112, violando todo elemental principio de derecho.

Somos lo que hacemos 

Durante la anterior legislatura fueron veintiún diputados que aprobaron la derogación del octavo transitorio del decreto 112, violando todo elemental principio de derecho, al pretender reformar el plazo para la gubernatura por venir. Diputados que prefirieron renunciar a la elemental dignidad de la consistencia entre los dichos y los hechos, diputados de poca monta moral que ante el cortoplacismo de sus intereses optaron por claudicar a las causas, sin importarle a algunos representar al PAN; total, si para vergüenzas quieren espacios, estos 21 irresponsables son un claro ejemplo de lo que la mayoría de nuestros políticos son, simples mercaderes de sus intereses, casi nunca hombres y mujeres con la convicción de defender los ideales y de representar al pueblo que “juraron defender”.

La esperanza debe renovarse siempre que sea posible; tontamente supuse que en algunos de los nuevos diputados habría algo de combatividad y decoro, pero al ver el engrudo  y la diatriba mental con la que intentaron defender la “consulta” que se hará el día 13 durante la conferencia que dieron para darla a conocer lo que experimenté fue la pena de saber que lo último que les importa es hacer lo correcto, seguramente la inteligencia de los argumentos y la dignidad de las ideas las dejaron en el closet, si, es que está claro que salieron a acatar los argumentos menos verosímiles y entreguistas posibles.  Es de una decencia elemental saber que un proceso electoral no puede ser influenciado por consulta alguna, misma que tiene la certeza y seriedad del malemadrismo de los cuates, a ver, ¿existirá algún ingenuo en el estado que piense que la consulta es seria?, ¿quién asegurará que los que se opongan sean debidamente contabilizados?, el que en palabras de la diputada Cano Nuñez, “uno, dos, 20 , 18 o 70 mil bajacalifornianos” digan que están de acuerdo con un plazo de 5 años, ¿anulará la voluntad expresada en las urnas de 840,486 ciudadanos que participamos en la elección?;  si algo da certeza a los procesos electorales nuestro país es el hecho de que somos los ciudadanos, y no los partidos o simpatizantes de un grupo político, los que contamos los votos, ahora resulta que los diputados afines a Morena son los que financiaran, organizarán y harán pública la premisa que ellos sostienen, la de hacer válida la violación uno de los principios más elementales de cualquier democracia, el de certeza jurídica.

Señores diputados, si su desempeño va a estar a la altura intelectual de los argumentos esgrimidos en la conferencia de hace tan sólo unos días, la presente es una atenta invitación a que nos manden a todos al carajo de una buena y definitiva vez, nosotros ya veremos si les hacemos caso o no, pero por qué no nos hacen el favor de ahorrarle al estado algunos pesos, que ante el desastre y la corrupción del equipo de Vega de Lamadrid, buena falta nos hacen para poder pagar por lo menos una par de jeringas en el ISSTECALLI y nos ahorran el dolor de hígado de escuchar los argumentos de tan bajo, bajísimo nivel.

Si el argumento es que 5 son mejor que 2, ¿por qué no salir con la batea de babas de preguntarle al ciudadano el próximo domingo si considera que 10 años son mejor que 5?

*El autor es empresario, ex dirigente de la Coparmex Mexicali.

 

Comentarios