No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Aguas con los distractores

Mientras el “Gran distractor” López Obrador nos entretiene con la rifa del avión presidencial, ( algo estúpido y absurdo), no perdamos de vista lo importante. Uno de ellos es, el funcionamiento y financiamiento del INSABI.

Por Anita B. de Ochoa

Mientras el “Gran distractor” López Obrador nos entretiene con la rifa del avión presidencial, ( algo estúpido y absurdo), no perdamos de vista lo importante. Uno de ellos es, el funcionamiento y financiamiento del INSABI, el peor sistema de salud en la historia de México que afecta directamente a quienes prometió atender de manera prioritaria: Los más pobres del país, y en una área vital como es la salud. AMLO destruye el Seguro Popular y con ello suspende los servicios del tercer nivel: cirugías, tratamientos para el cáncer, sida, insuficiencia renal, diabetes, etc. Mexicanos que le dieron el voto, confiaron en él, y a quienes cuando se encuentran en la situación más vulnerable al carecer de salud y no tener los medios para recuperarla, él y su partido Morena, les dan la espalda.

Pero éste asunto parece ser que tiene otro trasfondo: El 13 de Julio pasado, López Obrador informó que había un déficit de profesionales de la salud para cubrir los servicios que el INSABI proporcionaría. Así que una de las opciones era contratar médicos cubanos. Sin embargo, existen muchas sospechas en Latinoamérica sobre el trabajo que han desempeñado las brigadas cubanas de salud, muchos de los cuales lo utilizan como fachada para realizar labores de inteligencia, es decir de adoctrinamiento.

Un ejemplo es Bolivia. El viernes pasado, la Ministra de Comunicaciones de ese país, Roxana Lizárraga, denunció públicamente que el dictador y ex presidente Evo Morales, cuando estuvo en funciones, contrató médicos cubanos por 147 millones de dólares, muchos de los cuales, hacían labores de inteligencia. Ella afirma en un comunicado que está circulando en las redes, que gran parte del personal médico que llegó de Cuba, contratados por Evo, no eran médicos, según los títulos falsificados encontrados, y con los cuales se hicieron pasar por médicos. Ella denuncia que el daño que se hizo en ese país fue muy alto, ya que ese dinero, en lugar de invertirlo en salud o en hospitales, se invirtió para que estos seudo médicos se dedicaron a adoctrinar a la población, y reclutar gente, haciéndose pasar por médicos, y cuando por obvias razones, cometían errores, de inmediato eran evacuados del país, sin deslindarles responsabilidades. Se ignora el monto de los casos y daños que han podido causarles en la salud a muchas personas. Termina diciendo que el Ministerio de Salud es una de las instituciones más afectadas por la dictadura de Evo Morales, de donde más han sacado recursos y beneficios para ellos a costa de la salud de los bolivianos más pobres.

Por ésta razón, estemos alertas, ya que igualmente peligroso es que, personal no profesional y sin escrúpulos, atienda a pacientes, por el daño que ocasionarían en su salud, como el que lleguen a reclutar y adoctrinar con ideologías perversas, a gente sencilla, confiada, fácil de manipular lo que sumaría una muestra más, a la intención de López Obrador y Morena, de llevarnos con engaños a vivir una dictadura como en Cuba, Bolivia, Venezuela, algo que no queremos los mexicanos ni tampoco vamos a permitir.

Así que ¡ aguas con los distractores!

¡Mujer Mexicana forja tu Patria!

* La autora es Consejera Familiar

Comentarios