No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

A 6 días, Michael Moore insiste en sus predicciones para USA

Para quienes no lo conozcan, fue uno de los pocos líderes de opinión que predijo el triunfo de Trump en 2016. Ahora, cuatro años después menciona que quienes piensan votar a favor de Joe Biden, lo hacen como voto de castigo y no por simpatizar con el candidato, pues insiste que Biden no ha logrado conectar a sus seguidores, pero como muchos opinan, sería peor que continuara Trump en el poder.

Por Ignacio Calderón Tena

“Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería.”

Otto von Bismark

Para quienes no lo conozcan, fue uno de los pocos líderes de opinión que predijo el triunfo de Trump en 2016. Ahora, cuatro años después menciona que quienes piensan votar a favor de Joe Biden, lo hacen como voto de castigo y no por simpatizar con el candidato, pues insiste que Biden no ha logrado conectar a sus seguidores, pero como muchos opinan, sería peor que continuara Trump en el poder.

Hace 4 años Donald Trump, dio una clara muestra de que el “marketing político” si funciona y prueba de ello fue su crecimiento exponencial; pues de tener un 2% de aceptación al registrarse como precandidato, llegó a detentar entre el 48 y el 52 % de las preferencias y todo gracias a los ataques y declaraciones incendiarias en contra de los mexicanos, musulmanes, homosexuales y en general todo aquello que fuera en contra del puritanismo norteamericano, logrando que mientras más odio racial provocaban sus mensajes, más creció  su popularidad. Recordemos que hasta el Presidente Obama fue blanco de sus ataques raciales argumentando que no es estadounidense de nacimiento.

Frente a todo lo anterior el mismo Obama declaró que: el racismo es "parte del ADN" de Estados Unidos y agregó que “del racismo aún no estamos curados”.

Michael Moore, a pesar de ser demócrata, menciona que no todo está “planchado” para el arribo de Joe Biden, pues dice que la mayoría de las encuestas muestran una menor intención de voto hacia Biden que lo que tuvo Clinton hace 4 años, además que dentro de los planes de Trump está: "crear caos, infundir miedo, quemar la base con un tono racista”, para luego llegar a recomponerlo todo.

Moore opina que  tener la mayoría del voto popular no garantiza la victoria y prueba de ellos es que hace 4 años Hillary Clinton obtuvo 3 millones de votos más que Trump, pero perdió en el voto electoral, por ello, en Estados Unidos, donde funciona la democracia indirecta, para obtener la victoria es preferible ganar en muchos estados, aunque sea con un voto de diferencia, en lugar de ganar varios estados con miles de votos de ventaja.

Lo que sí es un hecho, es que de ganar Joe Biden, como todo hace suponer, será difícil que Donald Trump acepte su derrota y se retire sin crear conflictos, aunque también es cierto que el actual Presidente corre el riesgo de terminar en la cárcel en virtud de las múltiples violaciones a la ley que ha cometido, por lo que, de ser sensato, debería retirarse al ostracismo sin protagonismos ni aspavientos.

Lo importante será que las minorías salgan a votar este 3 de noviembre y que el cuerpo de funcionarios del correo de los Estados Unidos, a pesar del boicot presupuestal impuesto por Trump que busca dañar a esa institución de gobierno para que no puedan trabajar, hagan el milagro de contar los millones de votos que están recibiendo. 

Todo apunta a que Trump se va, aunque Moore opine lo contrario.

  

*- El autor es asesor empresarial en cabildeo.

 

Comentarios