Tendencias

COVID-19

Clima Mexicali

Incendio en Mexicali

Accidente Automovilístico

Cerveza Artesanal

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

12334787

Estimo a Federico Díaz Gallego, lo considero un hombre de bien que ha participado en muchas buenas causas en nuestro estado, su labor en CETYS y en organismos de la sociedad civil lo retratan como alguien preocupado por construir comunidad; no comparto con él algunas cosas, particularmente la calidad de uno de sus socios, Carlo Bonfante, a quien considero responsable de parte de la corrupción registrada durante el gobierno de Kiko Vega. 

Por Francisco J. Fiorentini Cañedo

Somos lo que Hacemos

Estimo a Federico Díaz Gallego, lo considero un hombre de bien que ha participado en muchas buenas causas en nuestro estado, su labor en CETYS y en organismos de la sociedad civil lo retratan como alguien preocupado por construir comunidad; no comparto con él algunas cosas, particularmente la calidad de uno de sus socios, Carlo Bonfante, a quien considero responsable de parte de la corrupción registrada durante el gobierno de Kiko Vega. 

Hace semanas Federico publicó un video relatando su intención de votar por Hank, persona que por motivos sobrados a mi me parece impresentable; no obstante lo anterior creo que nadie tiene el derecho a criticarle por ello, máxime si quien lo hace debería ser ejemplo de tolerancia y buen juicio, características muy alejadas de las que el gobernador Bonilla ostenta en el ejercicio de gobernar, el razonamiento es muy sencillo: la sinrazón no construye comunidad.

Pobre nuestro estado, conformado por liderazgos chatos, temerosos y poco cabales que no han estado siquiera en el ánimo de salir, ya no en la defensa de Federico sino para por lo menos exigirle al gobernador que deje de comportarse como un “bully”, para demandarle se comporte con el mínimo decoro requerido de quien uno espera sea ejemplo durante el ejercicio de gobernar.

¿Y los Amigos Chavalos del Negro?, y ¿Los integrantes del CCE?; parte importante de lo que sucede en nuestro estado es que los pocos que alzamos la voz hemos sido vilipendiados desde el gobierno, es una burda copia de lo que hace el presidente;  por ello condeno que se utilicen espacios públicos, pagados con el dinero de los bajacalifornianos para calificar a modo a quien osa pensar diferente, ya sea desde el apoyo a un candidato con el que el gobierno no concurra, alzar la voz desde la COPARMEX, o como ha sido mi caso, por tratar de construir un Sistema Estatal Anticorrupción ciudadanizado y con contrapesos al gobierno en turno.

El sello de la casa es tal que a los “juicios públicos” del gobernador se le suman funcionarios que pronto pasaran al olvido, es el caso de Vicenta Espinoza, que lo que menos ha hecho ha sido combatir la corrupción y si ser cómplice de FISAMEX en las claras extorsiones a empresas y empresarios que ha realizado respecto a supuestos adeudos de agua. Ahora Vicenta ha hecho de la tribuna pública su espacio para tratar de desprestigiar a algunos miembros que integramos el Sistema Estatal Anticorrupción; lo digo con la convicción de saber que la causa ha valido la pena, ha sido un honor compartir responsabilidades con los consejeros Topete, Telles, Arredondo, Gutierrez, Marrón y García, con el secretario Irineo y con todo su equipo.

No tengo duda que los calificativos que han usado, viniendo de quien vienen, son sendos halagos; de seguro seguirán usando recursos públicos para dividir, nunca para construir; poco tiempo les queda para ello, lo que sí habrá es tiempo de sobra para recordar a este gobierno como el que claramente no queremos se vuelva a repetir en nuestro estado. 

Por cierto Vicenta, háganos un favor y deje de repetir las tonterías que le dicta Zurita, mi Cedula Profesional es la 12334787¸ trate al menos de verificar lo que usted sólo repite. Pobres los bajacalifornianos, tan solos y aislados por decisión propia ante la desgracia del desgobierno que usted representa.

¡Un abrazo a Federico!

*El autor es empresario, ex dirigente de la Coparmex Mexicali.

Comentarios