No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

‘Súper’ Fiscalía, a la deriva

Con un Fiscal muy ocupado en aparecer en portadas de medios informativos, así como tener una espectacular, aunque muy poco efectiva, presentación de la dependencia, la Fiscalía General del Estado se tambalea, poniendo en riesgo las investigaciones e integración de carpetas.

Por Rosa María Méndez Fierros

Con un Fiscal muy ocupado en aparecer en portadas de medios informativos, así como tener una espectacular, aunque muy poco efectiva, presentación de la dependencia, la Fiscalía General del Estado se tambalea, poniendo en riesgo las investigaciones e integración de carpetas.
El tema es sencillo: pese al compadrazgo con el gobernador, Jaime Bonilla; el fiscal, Guillermo Ruíz Hernández no trae el recurso, pese a lo delicado de su área y a lo urgente del dinero.
Desde el pasado 1 de noviembre policías estatales, ministerios públicos y personal administrativo de la recién creada Fiscalía General del Estado tienen que pagar de su sueldo los traslados de un municipio a otro porque no hay dinero para viáticos, ni peajes y mucho menos hospedaje.
En el caso de la gasolina para los automóviles se dota la mitad, o menos de lo establecido, por el área administrativa.
Como no hay una explicación real del problema, los empleados suponen que la administración anterior no dejó recurso en las cuentas o simplemente por los cambios no están ejecutándolos.
Esa podría ser la justificación que pongan. Sin embargo, aún así, es un "crimen" que esta dependencia, encargada de procurar justicia, tenga esos vacíos monetarios.
Inclusive, por falta de viáticos se han cancelado comisiones para cumplimentar órdenes de aprehensión en otras entidades del país.
Se han dado como 15 nombramientos de nuevos funcionarios, pero empezarán a cobrar hasta enero.
Pero además, es de criticar que a estas alturas la Fiscalía General del Estado mantenga una duplicidad administrativa, toda vez que si bien es cierto ya tienen un Oficial Mayor, las cuentas de las desaparecidas SSPE y PGJE se siguen manejando por separado, lo que dificulta la operación.
En el discurso, Ruíz Hernández habla de una transformación total de la nueva dependencia, pero hay quienes consideran que están viviendo tiempos complicados porque está paralizado todo, inclusive el alta en nómina de nuevos funcionarios y la liquidación de los anteriores.
En las agencias del MP los empleados tienen que llevar hasta su papel higiénico.
El llamado World Trade Center donde se albergará la Fiscalía, aún es inoperable porque no cuenta con infraestructura para funcionar como oficinas públicas. Es decir, le van a tener que invertir recursos, aunque les hayan dado seis meses a cuenta de renta.
En el caos generado por su crisis económica, en la Fiscalía también se da un terrible hacinamiento laboral, ya que hay infinidad de empleados sin hacer nada. Un ejemplo son los del cuarto piso en el edificio de Río Nuevo, es decir, los del staff del titular.
Resulta que como don Guillermo Ruiz despacha en Tijuana, todos los empleados del cuarto piso están haciendo muy poco. Muchos de ellos sólo están a la espera de que sea su horario de salida.
Por un lado, no hay dinero, por otro demasiados empleados inutilizados, un edificio en la capital sub utilizado y renta de oficinas en Tijuana.
Caótica Súper Fiscalía y con miles de Investigaciones por resolver.
La verdad sea dicha.

* La autora es directora del portal MF Noticias Mexicali.
 

Comentarios