No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Zona Sísmica

Zona Sísmica

Por

Líder social En un encuentro entre las asociaciones civiles de Baja California con el gobernador del Estado, Francisco Vega de Lamadrid, efectuado ayer, el encargado de dar el discurso fue Sergio Tamai Quintero, propietario del Hotel del Migrante y de la agrupación Ángeles Sin Fronteras, quien apenas días atrás había aparecido en los medios de comunicación con un aguerrido reclamo al gobierno. Para la sorpresa de todos, Tamai se dedicó a enaltecer el trabajo del mandatario estatal y tanta fue la reverencia, que hasta un reconocimiento le dio a "Kiko" por hacer el trabajo por el que le pagan muy bien. El problema para el líder social es que el resto de los representantes de asociaciones comenzaron a mostrar semblantes duros y molestos. En la entrega del reconocimiento los escasos aplausos que se escucharon provenían de las palmas del equipo de logística y Desarrollo Social del gobierno estatal. Algunos comentaron molestos que Tamai desaprovechó el micrófono para expresar las necesidades de las organizaciones, por lo que se negaron a aplaudir el que consideraron un bochornoso acto. Burócratas El conflicto entre los burócratas del Estado por la dirigencia sindical parece que no será resuelto en corto plazo, porque el Tribunal de Arbitraje del Estado no ha determinado si el dirigente sigue siendo Genaro Díaz Reynoso o si Lázaro Mosqueda debe ocupar la dirigencia del Sindicato de Burócratas en Mexicali. Los seguidores de Mosqueda esperaban ayer que el Tribunal les diera una respuesta, pero como no se las dieron, se dirigieron a las instalaciones sindicales en el Centro Cívico, donde hubo jalones y empujones. Tan así que Díaz Reynoso se quedó dentro del edificio sindical sin que los simpatizantes de Mosqueda lo dejaran salir. Alguien llamó al 911 para solicitar los servicios de una ambulancia porque supuestamente una persona había sufrido un golpe de calor, pero los socorristas no pudieron entrar porque la entrada estaba bloqueada por burócratas. Luego llegaron patrullas de la Policía Municipal, pero los policías no intervinieron. Así las cosas, todo parece indicar que la bronca por la dirigencia del Sindicato de Burócratas en Mexicali va a continuar, aun cuando Díaz Reynoso asumió el cargo hace un año cinco meses y fue cuando Mosqueda lo impugnó. Gordillo Dos noticias interesantes surgieron ayer desde la capital del País: La primera, que tras su arrolladora victoria en las elecciones del 1 de julio, Andrés Manuel López Obrador recibió la constancia de mayoría por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, donde se le declaró presidente electo. Llamó la atención que el futuro presidente de México se mantuvo durante el recorrido del Tribunal hacia su casa de transición sin escolta policial, por lo que con facilidad las personas se aceraban a su vehículo e, incluso, tuvo que retroceder en una calle y cambiar la ruta porque la vía estaba bloqueada. Quién sabe si López Obrador pueda mantenerse en esa postura de no utilizar seguridad. La otra noticia es que la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, por fin pudo doblegar a la Procuraduría General de la República (PGR), que la mantuvo durante un lustro tras las rejas. Obviamente no eran las rejas comunes y corrientes, porque según se ha sabido "la Maestra", como la conocen en el magisterio, vivía con comodidades y recibía atención médica de primera, e incluso en su casa cuando recibió el beneficio de prisión domiciliaria. Ahora hay quienes creen que con su salida le dio otro golpe a la deteriorada administración del todavía presidente constitucional, Enrique Peña Nieto.

Comentarios