No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Zona Sísmica

Zona Sísmica

Por

Encuentros No habían pasado siquiera diez horas del inicio de las campañas electorales, ahora sí oficialmente, y los primeros incidentes ya habían ocurrido en la capital del Estado, entre los diversos seguidores y simpatizantes de los partidos políticos. A pesar de que desde el jueves la candidata al distrito 02 por Morena, Marina del Pilar Ávila Olmeda, había anunciado su arranque de campaña en el crucero de la carretera a San Felipe y Gómez Morín, al arribar ayer por la mañana al punto seleccionado ya le habían "comido el mandado". Es decir, un numeroso contingente del PRI apoyando a su propio candidato por el 02, Lauro Aréstegui, se habían posicionado en el transitado crucero, sobre todo si se toma en cuenta que muchas familias aún salían con destino al puerto de San Felipe o a otras partes del Valle de Mexicali. La propia Ávila Olmeda confirmó que al momento de llegar al crucero el contingente tricolor ya se encontraba en la posición. Y lo que parece será una campaña llena de molestos incidentes, la candidata morenista comentó que ayer por la mañana amaneció en su casa de campaña una caja con un perro muerto en el interior. Aunque no lo dijo con todas sus letras, la candidata sospecha que el cadáver del can fue puesto por alguno de sus rivales políticos. Pero volviendo al transitado crucero, las cosas no quedaron ahí, porque el candidato del 02 José Lauro Aréstegui dijo que cuando con su equipo de trabajo volanteaba y saludaba a automovilistas, recibieron la visita de dos ex diputados. Uno de los ex diputados era nada más ni nada menos que el ex panista y ahora de Movimiento Ciudadano, Juan Manuel Molina, a quien calificó como un buen amigo. Solo que en el caso del otro visitante, Aréstegui acusó: Era Víctor "el Loco" Navarro, ex integrante del Partido de Baja California y del PRD, quien al pasar en su motocicleta casi atropella a algunos brigadistas del PRI, a quienes además les gritó una serie de groserías. De no ser por esos pequeños incidentes, los arranques de campaña de los candidatos hubieran pasado sin pena ni gloria, tomando en cuenta que en Viernes Santo las personas están más interesadas en la pachanga que en recibir propaganda electoral, y peor si se toma en cuenta que ya empezaron a transmitir la avalancha de spots. Va por Congreso Al continuar con su campaña, ahora sí oficial, no disfrazada, el candidato de Morena-PT-PES, Andrés Manuel Lopez Obrador, se ve en los primeros spots bastante confiado de que su triunfo ya está asegurado y prácticamente dejando entrever que la jornada electoral del 1 de julio será un mero trámite. Con ese panorama, el eterno candidato empezó enfocando su campaña ya no para la Presidencia de la República, sino enfocada a obtener la mayoría de los escaños tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores. Sabe que si sus partidos no obtienen la mayoría en ambas cámaras, en caso de llegar a ganar tendría muchas piedras en el camino a la hora de gobernar, sobre todo si pretende como lo ha dicho a medias, echar abajo las reformas aprobadas durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, sobre todo la educativa y la energética. Responsables Los operativos de seguridad implementados por las autoridades pueden ser los más estrictos, pero si la ciudadanía no pone su parte, éstos pueden no tener el éxito deseado. Como cada año autoridades municipales, estatales, federales, cuerpos de rescate y voluntarios buscan tener una Semana Santa blanca, es decir sin muertos y si es posible sin heridos. Sólo que ayer por la tarde el operativo fue empañado con la primera muerte en un accidentes de tránsito en la carretera Mexicali-Tijuana, en el tramo ubicado entre las colonias Zaragoza y Progreso. Lamentablemente si las personas no ponen su granito de arena respetando los reglamentos de tránsito, preparándose adecuadamente antes de salir a carretera, es difícil que una Semana Santa pueda ser blanca completamente.

Comentarios