No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Defensa pagada

Zona Sísmica

Por

Tal como se esperaba, los dos manifestantes a quienes les imputaban delitos tras la batalla campal que se dio en el Rancho Mena entre Policías y Manifestantes cambiaron de abogados. Pero resulta que salió a la luz que el grupo de tres abogados supuestamente fue pagado por un senador, y según comentan el pago fe de al menos 5 mil dólares; el grupo de abogados está conformado por Jesús Rodolfo Cruz Sandoval, Jesús Manuel Zúñiga Galván y el miembro de Morena, Juan Manuel Molina García. A los abogados se les unió Fernando Rosales, en sustitución de Víctor Medina Basulto, la diferencia es que Rosales lleva de a gratis varios de los casos de los manifestantes. Parece que los manifestantes ya no se quisieron arriesgar luego de la deficiente defensa que tuvieron en un principio y que mantuvo a sus compañeros detenidos a pesar de que según los expertos pudieron haber llevado su proceso en libertad, tal como ocurrió con el tercer manifestante detenido que tuvo un defensor de oficio. A ver si el pago de abogados no genera conflictos entre los legistas que llevan los casos de manera gratuita y son los que han trabajado durante los últimos meses. Por cierto, durante la manifestación a las afueras de la sala donde se desarrollaba el caso contra los dos manifestantes detenidos, “Don Fili” recibió otra notificación para presentarse a declarar. Callados “Enmudeció el palenque”, parece que es la frase que se aplica en estos momentos a Genaro Díaz Reynoso, ahora ex líder sindical y Ana Lourdes Ortega, presidente del Tribunal de Arbitraje del Estado. El primero como secretario general del sindicato de burócratas, desde que se supo que le podrían retirar la toma de nota, desapareció de los reflectores y ni el propio celular responde y según se dice entra a las oficinas del Sindicato pero a escondidas ya que las instalaciones permaneces cerradas. Por otro lado, Ana Lourdes Ortega desapareció del radar tras acatar la sentencia del colegiado, y esta decisión parece ser porque en una primera instancia favorecieron al grupo de Díaz Reynoso y de Victoria Bentley Duarte, y ahora por una orden federal, debieron dar reversa. Incluso afirman que en el pleno del Tribunal de Arbitraje, acordaron que no difundirían los documentos del resolutivo. Parece que la decisión histórica tomada de revocar una toma de nota dejó muy mal parados a los involucrados y no quieren quedar todavía más expuestos. A quien comentan no le calienta ni el sol, es a la diputada Victoria Bentley Duarte quien ya había mostrado el rostro de coraje y de incertidumbre desde que se emitió la resolución del colegiado, ahora simplemente se mantiene alejada de los reflectores. Mientras, habrá que esperar quien asumirá la dirigencia del sindicato y en caso de que sea Lázaro Mosqueda, el grupo de Bentley Duarte deberá temer porque ya amenazaron con aplicar auditorias e incluso con revidar acuerdos tomados por Genaro Díaz. Suenan más nombres en el PRI Del lado del PRI, mientras los dirigentes siguen celebrando la imposición en los comités municipales, continúa la lucha interna para colocar a los candidatos que cada grupo busca imponer para el próximo proceso electoral. Del lado de Nancy Sánchez y el grupo castrotrentista, se pretende lanzar al mayor número de figuras para que puedan ser medidas en la encuesta que se dice realizará el CEN para medir a los postulantes. A raíz de ello dos grupos comenzaron a colocar decenas de nombres en donde hasta asistentes como Jannet Moreno o personas con procesos judiciales como el ex alcalde Francisco Pérez Tejada y el regidor de Ensenada Samuel Albestráin buscan algún espacio de representación. Por parte del grupo de la tríada comandada por Enrique Acosta, Mario Madrigal y Rene Mendívil, pretenden impulsar figuras con nula representación como es el caso de la hija de Rosana Soto, Alejandra Herrera, el hijo de Mario Madrigal, Jorge Mario, o Sol Merino quien es la hija del dirigente de la CROC Javier Merino Duarte. Con lo flaca que está la caballada, priistas de arraigo y que han sido segregados del poder al interior del PRI advierten que esto es síntoma de una posible negociación para perder a pesar de que esto signifique que tengan que entregarle malas cuentas al candidato presidencial José Antonio Meade.

Comentarios