No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Zona Sísmica

Zona Sísmica

Por

El año que se va El 2017 está por concluir, para los bajacalifornianos ha dejado cosas positivas, negativas y grandes lecciones. El despertar ciudadano El año empezó con el aumento a la gasolina, hecho que hizo que hubiera un despertar ciudadano. Como quizá nunca había pasado en la región, miles de bajacalifornianos salieron a las calles a manifestarse en contra de las alzas al combustible. Por varias semanas, calles principales, glorietas y cruces fronterizos tuvieron gente protestando en contra de las decisiones del Gobierno. En muchas de estas manifestaciones, incluso iban familias que enseñaban a sus hijos a no dejarse y a manifestar su rechazo de manera pública. Protestas subidas de tono Luego de que las protestas se fueron apagando al lograr incluso echar atrás algunas medidas, como la Ley del Agua, en la capital del Estado quedaron de manera semipermanente algunas manifestaciones, dicen que controladas por ciertos grupos. Estas fueron muy constantes todo el año, llegaron a plantones que mantuvieron cerrados el Congreso y oficinas de Gobierno por varias semanas, incluso paralizadas las operaciones de estos edificios. Las protestas, incluso en una con el Gobernador, llegaron a los jaloneos, en otra llegaron a las groserías. Hubo otras en las que incluso los manifestantes arrojaron excremento, escupieron y hasta le rompieron la blusa a una diputada. Los “muros” Este año se habló de manera desatinada al menos de tres muros. Uno de ellos el propuesto por Donald Trump, del cual ya se construyeron ocho prototipos que pudieron verse desde el lado mexicano por Tijuana. Otro muro aunque imaginario fue el de Rosarito con Tijuana, y es que a la alcaldesa Mirna Rincón se le ocurrió decir que los delincuentes iban de Tijuana, así que “blindaría” al Municipio más joven del Estado. Esto le trajo como resultado una serie de críticas, sobre todo en redes sociales. Uno más, y literal, fue el que empezaron a construir los legisladores en el Congreso del Estado, y es que luego de las protestas subidas de tono, quisieron estar como “en burbuja” y que la gente no se les acercara. Sin embargo, luego de unos días de empezar a instalarlo y de que les llovieran críticas, el muro que construía el Congreso encabezado por Raúl Castañeda Pomposo se vino abajo. La inseguridad Todo el año hubo temas que generaron mucho de qué hablar como La ley del Agua, las desaladoras, las medidas anunciadas por Trump, la situación económica de los municipios, en Mexicali la renta de patrullas, las calles con innumerables baches y la reanudación del BRT que a la fecha no se ha concretado, por mencionar algunos Sin embargo, el tema que más ha golpeado a la ciudadanía es el de la inseguridad. La percepción ciudadana es que va en aumento el nivel de inseguridad, esto debido principalmente a los delitos de alto impacto que han presentado en Mexicali, así como el aumento en el nivel de violencia en los mismos, algo que no se veía en esta capital. Otro punto son los homicidios, los cuales ya superaron los del 2016, que si bien no son los mil 700 de Tijuana, de igual manera no era algo común en Mexicali. Algo que deberán trabajar las autoridades municipales, estatales y federales para devolver la tranquilidad a la ciudadanía en Mexicali y el Estado.

Comentarios