No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas TECLEADO

Tecleado

Por Cosme Collignon

Día Mundial de la Libertad de Prensa Este año se cumplieron 30 años del asesinato de Héctor Félix Miranda, el "Gato" Félix, codirector del semanario Zeta de Tijuana. Su libertad de expresión la mostraba semana a semana en su columna “Un poco de algo” y como me comentó en una entrevista que le hice en 1985: “Yo he disfrutado de la libertad de expresión y pienso que hasta me he pasado”. Después, Jesús Blancornelas, también codirector de Zeta, sufre un atentado del cual, a pesar de las heridas, sobrevivió al ataque. No así Francisco Javier Ortiz Franco, quien fue asesinado en Tijuana a unos metros de la Policía Judicial (hoy Ministerial). Recuerdo a Benjamín Flores, un periodista que fundó el semanario La Prensa de San Luis Río Colorado Sonora, a quien mataron el 15 de julio de 1997, se cumplirán 21 años de cuando Benjamín llegaba al periódico y un tipo bajó de un auto y le disparó con un cuerno de chivo causándole la muerte. Han pasado más de 20 años del crimen de Benjamín y no se tiene la certeza de quién lo mató ni quién ordenó su muerte, otro caso que quedará impune. Empiezo de esta manera recordando a estos periodistas fronterizos que le dieron un cambio a la información que era ocultada en los diarios existentes, los conocí y pude charlar con ellos del tema de libertad de expresión, libertad que practico todos los días. Lo anterior se debe a que el 3 de mayo, desde 1993, se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Sin embargo, es difícil celebrar cuando vivimos en un país considerado el segundo más mortífero para la prensa en 2017. Reporteros Sin Fronteras lo inscribe en su reporte (ranking) Mundial de la Libertad de Prensa 2018, presentado en abril pasado. Destaca Emmanuel Colombié, director para América Latina de RSF: “si los periodistas cubren temas relacionados con la corrupción de las autoridades, sobre todo a nivel local, o que tiene que ver con el crimen organizado padecen intimidaciones, agresiones o pueden incluso ser asesinados a sangre fría”. Tal vez uno de los crímenes a periodistas más destacado en 2017 fue el de Javier Valdez Cárdenas, fundador del semanario Ríodoce; además Valdez Cárdenas era colaborador de la agencia de noticias AFP en el estado de Sinaloa y también del diario La Jornada. Escribió varios libros sobre narcotráfico, por ello recibió varios premios internacionales. Javier Valdez fue asesinado en Culiacán el 15 de mayo de 2017. Uno de los que lo mataron fue detenido en Tijuana y el pago que recibió fue una pistola con cachas blancas. El año pasado murieron 11 periodistas en México, esto nos pone en segundo lugar de los países más peligros para ejercer esta profesión, después de Siria en donde el año pasado murieron 12 periodistas. También recordamos aquí a Miroslava Breach, periodista de Chihuahua que mataron el 23 de marzo de 2017. Sus escritos con denuncias de operaciones del narco y la corrupción en Chihuahua le costaron la vida. Aquí quiero destacar a una periodista mexicana, Alma Guillermoprieto, desconocida para muchos pero no para España, ya que fue galardonada con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2018, por su “larga trayectoria profesional y su profundo conocimiento de la compleja realidad de Iberoamérica, que ha trasmitido con enorme coraje también en el ámbito de la comunicación anglosajona”. Esta periodista de 68 años es un ejemplo para las nuevas generaciones. Seguiré ejerciendo mi libertad de expresión. * El autor es periodista independiente.

Comentarios