No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas PÓSTIGO

Póstigo

Por Antonio Medina de Anda

2006 “Si quieres recapitular parte de la trama electoral de 2006-recomendó un amigo- sintoniza Netflix y busca la segunda temporada titulada “El Chapo”. Alentado por la curiosidad de ver y escuchar el cómo “a toro pasado” la televisión por cable expone y entretiene a sus usuarios, seguí la sugerencia que tratare de concretizar como algo razonable que pueda ofrecer revelaciones del pasado con el presente electoral, que más allá de la fantasía contenida en dicha serie, exhibe y despliega la vileza política de la mafia del poder: Uno.- Los referentes sustanciales del film los representa el PRI, PAN y PRD cuyas destacadas celebridades en los comicios presidenciales de hace 12 años corresponden a Roberto Madrazo, Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador (priista panista y perredista, respectivamente) llevando un rol significativo en el reparto, a dos inevitables como duros personajes destacados y representativos en el ámbito fangoso sobre el que gravita, en este recodo, el régimen político (clase gobernante, partidos, sindicatos gansteriles, empresarios y fuerzas policiaco-militaras) mientras, en el recoveco de enfrente, el papal estrella es actuado por el crimen organizado nacional y global escenificado por el legendario patrón de patrones, Joaquín Guzmán Loera (el Chapo), siendo asistido a nombre de la elite gobernante por el siniestro y supra corrupto Lic. Conrado (presunta semejanza con García Luna). 2.- Precisamente el Lic. Conrado a la usanza servil, aduladora, cobarde y desleal priista se alzó de los sótanos del laberinto policiaco donde asistía al secretario de la fuerza pública federal lustrándole esmeradamente los zapatos a su jefe; lo que le valió ascender lo mismo con Salinas que bajo las ordenes de Cedillo y Fox hasta merecer la gloria otorgada por el espurio Calderón Hinojosa a quien logró maravillar, antecedentes y condecoraciones por delante, sobre los sólidos contactos anticipadamente tejidos, acordados y operados con los carteles del narcotráfico, la DEA y anteriores mandatarios receptores, aparte de los millones de dólares suministrados, por el favor conferido a las “fuerzas del orden” para que cuidaran el plantío, cosecha, traslado, distribución y mercadeo de estupefacientes sin demeritar las repetidas ocasiones que fueron gatillo de una u otra organización delincuencial. 3.- Ya colocado el Lic. Conrado en la mayúscula jerarquía policiaca federal operó a su arbitrio abrigado por Calderón, pues el michoacano desmayaba de agradecimiento a causa de la sórdida guerra que don Conrado orquestó contra López Obrador incluyendo, de acuerdo a la cinta, la charola millonaria que la jerarquía de la federación narcotraficante (don Joaquín Guzmán) ofrendó a la sucia campaña panista-foxista-calderonista al margen, obviamente, de lo recaudado con otras organizaciones como la de los Beltrán Leyva que, tal en su momento publicó la revista Proceso, netflix refrenda el episodio donde Arturo, guía y caudillo de la familia, personalmente retiene y amedrenta al Secretario Conrado por incumplir lo pactado. 4.- Documental, testimonial, descriptivo y enlazado a diversas historias de vida, la cinta interpreta con exactitud la imposición y desempeño de un sexenio prianista-calderonista rebosante de heces en su cruzada contra las drogas… * El autor es diplomado en Periodismo por la UABC.

Comentarios