No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Pocos llegan al éxito, más pocos lo mantienen

Piensa

Por Octavio Ballesteros

"Puedes arruinar tu vida solo si arruinas tu carácter" Marco Aurelio El éxito no es lo que tienes, ni lo que has logrado, o quién eres. Ser exitoso, nos recuerda Ben Hardy, es el establecer constantemente nuevos objetivos, tanto interna como externamente; el no permitirte quedar “estancado en un nivel”. Es por ello que de los pocos que logran éxito, sean más pocos los que se mantienen así. Veámoslo esto mejor a través de ciertas citas famosas. “Casi todos los hombres pueden enfrentar la adversidad, pero si quieres probar el carácter de un hombre, dale poder”. Es una frase de Abraham Lincoln. Esto lo vemos muy claro en la política y en la empresa. Aquel candidato que nos ofreció muy buenas propuestas y que votamos por él, y nomás llegó a la silla y se le olvida por completo sus compromisos y se enfoca en el bien particular en lugar del bien común. Y el empresario que tiene éxito y gracias al mismo se olvida de seguir haciendo lo que lo llevó al triunfo. “Lo que nos mantiene alejados de nuestro gran objetivo no son los obstáculos sino el enfocarnos en un objetivo más pequeño”. Esta frase es de Robert Brault. El individuo puede lograr cosas más grandes, de hecho está destinado a eso, pero el conformarse con logros menores le impide ese total desarrollo. George Bernard Shaw decía lo siguiente: “Hay dos tragedias en la vida: una de ellas es no conseguir lo que tu corazón desea; la otra es conseguirlo”. Esta cita nos lleva a lo siguiente: es una virtud contentarte con lo que tienes, y es un vicio conformarte con lo que eres. Abusado con el éxito El éxito se convierte en catalizador para el fracaso, nos recuerda el australiano George McKeown, ya que cuando lo logramos dejamos de ser estudiantes, dejamos de aprender, y eso nos lleva al descuido y por lo tanto al fracaso. La siguiente cita es del famoso gurú Jim Rohn: “la mejor manera de disfrutar la vida es terminar con un objetivo e inmediatamente iniciar con el siguiente. No permanezcas mucho tiempo en la mesa del éxito, ya que la única manera de disfrutar la siguiente comida es teniendo hambre”. Esto aplica mucho con empresarios exitosos que conozco, especialmente un compadre: en cuanto logra cerrar un negocio con buenos resultados, inmediatamente empieza a trabajar en el siguiente, incluso en el mismo festejo del logro recién alcanzado. Terminamos con la siguiente cita de Marissa Meyer: “Si eres la persona más inteligente en la sala, estás en la sala equivocada”. Se imagina, estimado lector, si los políticos o los directores generales de las empresas se rodearán de gente más inteligente que ellos mismos, en lo que se hubiera convertido nuestro país. Si permaneces mucho tiempo siendo la persona más inteligente de la sala donde te mueves, señal de que estás nadando en una alberca muy pequeña, necesitas cambiarte a una más grande. De otra manera permanecerás mediocre, así tal cual. ¡Feliz domingo, estimado lector! El autor es socio del Despacho Ballesteros y asociados.

Comentarios