No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Explotó el motor

Piensa

Por Octavio Ballesteros

"El liderazgo no es sobre la próxima elección, es sobre la siguiente generación" Simón Sinek El pasado martes 17 de abril despega un avión de Southwest Airlines de Nueva York hacia Dallas, y en la parte inicial del vuelo le pasa una cosa impactante: estalla un motor del avión, y una parte del mismo va y se estrella contra una ventana provocando que la pasajera Jennifer Riordan saque la cabeza y los brazos fuera del avión, provocándole heridas que causan su muerte, y algunos pasajeros más sufriendo también heridas. Gracias a Dios el avión aterriza de emergencia en Filadelfia, llegando sanos y salvos los otros 148 pasajeros. El piloto del avión es una mujer: Tammie Jo Shults, quien fuera piloto de guerra en la milicia naval de su país, y actualmente una de los integrantes del 4% de mujeres pilotos de aviones comerciales. Lo que podemos aprender de Tammie Scott Mautz, columnista de un portal de negocios, hace una reflexión sobre las cualidades de líder que mostró Tammie en dicha situación. La primera de ellas es que permanece en calma durante toda la crisis del vuelo, mostrando nervios de acero. Tuve la oportunidad de escuchar la grabación de la comunicación entre la piloto y el funcionario de la torre de control del aeropuerto de Filadelfia, y prácticamente hay más tensión en la voz de él que en la de ella. Sin duda la adversidad revela el carácter de una persona, y cuando hay crisis es cuando se puede revelar. La segunda característica de liderazgo que muestra Jo Shults es que un líder verdadero encuentra cómo crear un camino cuando no hay ninguno. En una ocasión una conferencia sobre aviación en la preparatoria donde estaba ella, y la única persona asistente fue Tammie. El coronel retirado que iba impartir la charla le preguntó si no se había perdido, y ella contestó que no. La pregunta fue porque el Coronel le comentó que no hay pilotos mujeres profesionales. Gracias a Dios Tammie no le hizo caso, y hoy 148 personas están muy agradecidas que ella haya persistido en su vocación. La tercera Un buen líder prioriza el tener cuidado de los demás. Pasado el incidente Jo Shults habló con cada uno de los pasajeros y se dio una vuelta a la torre de control para agradecer el apoyo brindado. Hay una encuesta que refiere que más del 60% de personas empleadas en alguna organización no sienten que su jefe esté pendiente de ellas. Conclusión Que haya personas con el profesionalismo de Tammie Jo Shults es muy importante y además con una impacto muy fuerte en la vida de otros. Ojalá que los compañeros de vuelo en este viaje de la vida puedan decir lo mismo de uno. ¡Feliz domingo! El autor es socio del Despacho Ballesteros y asociados.

Comentarios