No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Qué tan bueno serás

Piensa

Por Octavio Ballesteros

"La gran cosa en este mundo no es tanto donde estás parado, sino en qué dirección te estás moviendo" Oliver Wendell Homes Atwal Gawande es un reconocido cirujano, escritor e investigador de salud pública. Ejerce desde 2003, y se ha considerado un buen cirujano. Sin embargo después de 10 años de práctica, se empieza a dar cuenta de que de alguna manera se ha “estancado” y no ha seguido creciendo como cirujano. Analiza la situación, y observa de qué hay dos maneras de crecer: una es la tradicional, por medio de la cual consigues un título profesional en una Universidad o en una habilidad en un centro de capacitación, y luego ya por tu cuenta sigues leyendo y actualizándote. La otra La otra manera de crecer es la de tener un Coach, alguien que se convierte en tus ojos externos, te pueda observar y hacerte las indicaciones precisas sobre tu desempeño. Atwal ya ha realizado la primera, y entonces opta por la segunda opción. Contacta a un profesor que tuvo en la escuela de medicina, ya retirado, y le pide que lo observe y le haga las sugerencias necesarias para mejorar. El mismo Atwal confiesa que no se siente cómodo de contratar a alguien para que lo observe en el quirófano, pero vence dicha resistencia y lo hace. La primera operación en la que interviene el Coach con Gawande es todo un éxito la misma. Atwal piensa al salir del quirófano que el Coach lo va felicitar por su trabajo, y para su sorpresa se encuentra al mismo con una par de hojas llenas de anotaciones para Gawande. Le entrada le dice que no se preocupe que son pequeños detalles, pero son esos detalles los que precisamente se necesitan para poder ser mejor. Tu mejor versión futura Al respecto de la experiencia de utilizar un Coach, Atwal la resume de la siguiente manera: “creo que no es lo tan bueno qué eres ahora, sino que tan bueno serás lo que realmente importa”. Y en este sentido el apoyo de un Coach es vital. Las investigaciones confirman que si no tenemos un claro objetivo al momento de aprender algo, de crecer en algo, estamos muy lejos de invertir el tiempo y recursos necesarios para lograrlo. Crecer por crecer no tiene mucha razón de ser. Pero si vemos el proceso de crecimiento personal como una manera de convertirnos en la mejor versión futura de nosotros mismos, eso ya es muy atractivo. Y recuerda, estimado lector, con el avance de la tecnología si no estamos actualizados muy pronto nos hacemos obsoletos, y con las cosas obsoletas todo mundo sabe que se hace con ellas. Termino con una pregunta que todo buen Coach realiza: ¿cuál e tu porque? ¿Cuál es tu misión? ¿Para que eres bueno? El 90% de las personas económicamente activas no tiene clara respuesta a estas preguntas. Te invito que te vayas al 10%. ¡Feliz domingo! El autor es socio del Despacho Ballesteros y asociados.

Comentarios