No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas PERCEPCIÓN POLÍTICA

Percepción política

Por Gustavo Macalpin

'Kiko' Vega, Jaime Bonilla y Walt Disney ¿Ha escuchado la frase “yo hablo con el dueño del circo, no con los payasos”? ¿O quizá la frase “yo hablo con Walt Disney, no con Mickey Mouse”? El gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro, uno de los pocos políticos que logró vencer a Morena en las urnas, rechazó que en dicha entidad federativa vayan a trabajar de la mano con quien será el coordinador estatal de Andrés Manuel López Obrador. Alfaro dejó claro que rechaza la figura que pretende crear el futuro Presidente de México, ya que se dijo convencido de que vulnera principios constitucionales básicos y lastima el espíritu del pacto federal. “Reitero mi disposición para colaborar y construir acuerdos con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, y reitero mi disposición y compromiso para que en este estado se haga valer los principios básicos de nuestra Constitución y del pacto federal. No es en ánimo ni de pleito ni de confrontación, al contrario, es dejar claro de una vez cómo tienen que ser las cosas. No estamos planteando nada nuevo. No conozco ningún gobernador que necesite intermediarios para platicar con el presidente de la República, nosotros platicaremos con él y los secretarios de Estado”, dijo el gobernador electo de Jalisco. Enrique Alfaro pretender darle la espalda a Carlos Lomelí, futuro coordinador estatal de AMLO en Jalisco y su ex contrincante en la carrera por la gubernatura, diciéndole que él únicamente hablará con el dueño del circo. Los problemas entre un futuro coordinador estatal de López Obrador y el gobernador constitucional de una entidad federativa no son exclusivos de Jalisco. En Baja California, Francisco Arturo Vega de Lamadrid, a diferencia de Enrique Alfaro, sí ha mostrado interés en trabajar de manera coordinada con el representante del futuro presidente de México. Sin embargo, ha sido Jaime Bonilla, futuro coordinador de AMLO en nuestra entidad, quien abiertamente se ha pronunciado en contra de la administración de ‘Kiko’, acusándolo de malos manejos y no mostrando gran interés en trabajar de la mano en el futuro próximo. Ante los señalamientos por parte de Bonilla, el gobernador Vega de Lamadrid ha dicho que el morenista debe decidir si actúa como dirigente de un partido, a través del golpeteo y la crítica a sus adversarios políticos, o bien, como representante del próximo gobierno federal, con respeto y de forma institucional. Dudo mucho que el futuro coordinador estatal de AMLO tenga intención de bajar los decibeles. Por el nivel de sus declaraciones, Jaime Bonilla parece convencido en no querer entablar ninguna agenda de trabajo con quien será gobernador de Baja California hasta finales de 2019. La futura figura de coordinadores estatales, también llamados vicegobernadores, que pretende crear Andrés Manuel López Obrador, ya comienza a generar fricción política. En el caso de Jalisco, por el rechazo del futuro mandatario estatal. En el caso de Baja California, por el rechazo del futuro coordinador estatal. Ya veremos qué hace Walt Disney para solucionar estos problemas. El autor es abogado y conductor de televisión.

Comentarios