No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas PERCEPCIÓN POLÍTICA

Percepción política

Por Gustavo Macalpin

Gustavo Sánchez, la basura y Steve Jobs La mayoría de los alcaldes de nuestro país no tienen ni la más remota idea de cuáles son sus responsabilidades al frente de un municipio. No estoy exagerando, los presidentes municipales desconocen el trabajo para el cual los ciudadanos decidimos elegirlos. Los gobiernos locales tienen obligaciones muy claras en la constitución: coordinar el trabajo de prevención y tránsito por parte de elementos de seguridad pública, dar mantenimiento a parques y jardines, garantizar alumbrado público en las calles, realizar labor de recolección de basura, entre otros. Sin embargo, para algunos presidentes municipales pareciera que dichas responsabilidades son poca cosa; prefieren enfocarse en buscar construir puentes o atraer inversión, lo cual no es competencia del gobierno local, y desentenderse de aquellas funciones que sí les corresponden y que resultan trascendentales para los habitantes de la ciudad. La semana pasada, el Ayuntamiento de Mexicali anunció con bombo y platillo que ponía en circulación 40 nuevas unidades de camiones recolectores de basura. El alcalde Gustavo Sánchez Vásquez explicó que son unidades modelo 2018, adquiridas bajo un esquema de arrendamiento y equipadas con sistema de posicionamiento global (GPS). La condición de los antiguos camiones de basura de la Dirección de Servicios Públicos municipales era deplorable. Camiones viejos, descompuestos, que constantemente generaban gastos por mantenimiento y refacciones; y que, además, irónicamente, terminaban ensuciando más la ciudad por sus emisiones contaminantes. Periódicos de circulación nacional, como Excélsior, El Economista, El Heraldo de México, La Razón, entre otros, reconocieron la inventiva por parte del alcalde de la capital de Baja California. “El gobierno municipal de Mexicali pagaba 33 millones de pesos al año por mantener en operación viejos camiones de recolección de basura… El presidente municipal, Gustavo Sánchez Vásquez, puso en operación un modelo muy innovador de arrendamiento de camiones de basura con el que pudo renovar el 70% de su flota por 30 millones de pesos”, escribió el periodista David Páramo en el periódico Excélsior. A razón de la tecnología con la cual viene equipada la nueva flotilla de camiones, Sánchez Vásquez adelantó que el gobierno local trabajará en la creación de una aplicación informática (APP) para que los ciudadanos tengamos oportunidad de revisar, en tiempo real, dónde está el camión de la basura en caso de que aún no haya pasado por nuestra cuadra. Disfrazado de Mark Zuckerberg, Bill Gates o Steve Jobs, el presidente municipal propone algo que suena sumamente complejo, pero que muchos cachanillas anhelamos: convertir a Mexicali en una ciudad vanguardista. Como ha escrito el académico mexicano Mauricio Merino, doctor en ciencia política por la Universidad Complutense de Madrid: “Afortunadamente, también hay experiencias muy positivas de cambio municipal, de imaginación y sentido político, que han convertido a algunos gobiernos locales en una instancia eficaz, a pesar de las redes legales, políticas y administrativas”. Aplaudo que el alcalde Gustavo Sánchez Vásquez busque poner la basura en su lugar, pero aprovecho para recordarle que siguen pendientes los desechos de la anterior administración municipal. El autor es abogado y conductor de televisión.

Comentarios