No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas PERCEPCIÓN POLÍTICA

Percepción política

Por Gustavo Macalpin

El regreso de Jaime Rafael “Es la economía, estúpido” fue la frase diseñada por el consultor político James Carville, que se convertiría en una especie de slogan no oficial en la campaña presidencial de Bill Clinton. “Es la corrupción, estúpido” podríamos decir para referirnos a la elección presidencial de México en 2018, siendo este tema el más relevante entre los votantes de nuestro país. Tras más de un año de haber concluido la que fuera su segunda gestión como presidente municipal de Mexicali, Jaime Rafael Díaz Ochoa reapareció en la escena política. Cuestionado sobre la terrible situación económica que atraviesa el gobierno local, un Jaime Díaz tranquilo, campante y alegre calificó como irresponsable culpar a la administración que le tocó encabezar, y agregó el actual gobierno sabía perfectamente la crisis financiera que recibía. Los comentarios de Díaz Ochoa no fueron del agrado del actual presidente municipal de Mexicali quien, hace apenas unos meses, basó prácticamente todo su primer informe de gobierno en mostrar los avances en materia financiera tras las condiciones deplorables que encontraron. “De ninguna manera, a mí nunca se me dijo ‘no te voy a dejar ni un peso’, ni para pagar la primera catorcena, que se pagaba a los primeros nueve días de entrar, ni para pagar los aguinaldos. A mí nunca se me dijo eso. Esa fue una sorpresa que recibimos. Y sí fue una situación crítica la que vivimos hace un año. Lo dije en aquel tiempo, y hoy lo sostengo, la situación financiera que recibimos de Mexicali era caótica. Yo recibí cuentas en cero, y varios millones de millones de pesos en deudas a proveedores”, dijo molesto el actual alcalde Gustavo Sánchez Vásquez. El presidente municipal agregó que existen 22 carpetas de investigación en la Sindicatura Municipal sobre presuntas irregularidades suscitadas en la administración de su antecesor. Sin embargo, explicó por cuestiones de procesos legales no puede darlas a conocer. Como se ha dicho anteriormente en este espacio, la entrega de 335 placas de taxi, las presuntas irregularidades en adjudicación directa de licitaciones en Desom, la suspensión de obra del sistema rápido de transporte (BRT), la basificación de 113 plazas sindicales ilegales, los escándalos de corrupción alrededor de Grupo Racota, son algunos de los pendientes en contra del gobierno de Jaime Rafael. ¿Qué está esperando la Sindicatura Municipal? No lo sé, en unos cuantos meses Gustavo Sánchez estará llegando a la mitad de su trienio y aún no se ve claro exista un interés real por sancionar las evidentes irregularidades registradas en la administración anterior. El actual munícipe declaró que espera dejar un ayuntamiento con una situación financiera muy distinta a la que él recibió. No tengo la menor duda de que pueda lograrlo, pero el alcalde Gustavo Sánchez Vásquez, y su síndico procurador Blanca Irene Villaseñor Pimienta, deben tener claro que entre los ciudadanos el tema verdaderamente prioritario no son las finanzas municipales… es la corrupción. El autor es abogado y conductor de televisión.

Comentarios