No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas OBSERVATORIO MEDIÁTICO

Observatorio Mediatico

Por Manuel Ortiz

Defender la libertad de expresión, tarea pendiente Desafortunadamente vuelvo a referir este tema y pareciera que es una repetición de otras colaboraciones que LA CRÓNICA me ha publicado en los últimos años de manera intermitente. Me refiero a las amenazas y los atentados que han costado la vida a trabajadores de los medios en cualquier entidad y de todo tipo de medios de comunicación. Lo anterior viene a colación pues la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en su reciente asamblea de abril en Medellín, Colombia, informó que México ocupa el nada honroso primer lugar en asesinatos de periodistas con 12 atentados durante el 2017. Y de octubre a la fecha, de 14 atentados a trabajadores de los medios en Latinoamérica, cuatro corresponden a México, con lo cual es considerado por esta organización como la mayor afrenta a la democracia en país alguno. (http://www.eluniversal.com.mx/nacion/seguridad/sip-asesinatos-de-periodistas-atentan-contra-libre-expresion). El informe de la SIP sobre México en cuanto atentados es aterrador. Del 2000 a la fecha, la organización Artículo 19 documenta 115 periodistas asesinados en México, de ellos 106 son hombres y nueve mujeres. En cuanto a agresiones se registraron 507 y estas se concentraron en los estados de Veracruz, Puebla, Ciudad de México, Baja California Sur y Guerrero. Durante el sexenio Peña Nieto, que está por concluir, hubo 42 asesinatos de periodistas y 11 de ellos fueron en el estado de Veracruz. Esta organización también reporta aspectos positivos como el que la Suprema Corte de Justicia ordenó al Congreso de la Unión, legislar sobre la publicidad oficial que se otorga a los medios de comunicación, que se convierte en una forma de presión y también de cohecho por parte de los grupos en el poder oficial. Asimismo, esta Corte falló en favor de El Universal en contra del actual candidato a la presidencia Ricardo Anaya, quien usó recursos públicos utilizando la publicidad electoral en radio y televisión cuando era presidente del Partido Acción Nacional para defenderse de las críticas de ese diario en relación con el origen de su fortuna personal (http://www.sipiapa.org/notas/1212161-mexico). Por ello la organización Freedom House, que es una organización no gubernamental que conduce investigaciones sobre la democracia, la libertad política y los derechos humanos, coloca a México en su mapamundi sobre la Democracia en Crisis en el 2018, como un país cuyos derechos políticos y democracia son parcialmente libres, acompañados en la región por Colombia, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Belice, Honduras, Guatemala y El Salvador. A nivel mundial somos parte del 30% que tiene esa condición, y apenas el 45% de los países son considerados que defienden la libertad y la democracia contra 25% que no tienen estas condiciones. En particular, Freedom House considera que en México no hay libertad de prensa y la hay parcialmente en el internet (https://freedomhouse.org/report/freedom-world/freedom-world-2018). Difícil tarea tiene quien triunfe en las elecciones presidenciales del 2018 para revertir estas condiciones que son fundamentales para que México pueda aspirar a la democracia y libertad política, que son condiciones indispensables para que la sociedad mexicana pueda trascender a estadios de desarrollo igualitario y justicia social. ¿Usted qué piensa? El autor es Coordinador del Observatorio Global Mediático-UABC.

Comentarios